logo alestra
Compartir

Llegaron las ofertas más esperadas del año para los mexicanos y con ellas una fuerte expectativa de reactivar la economía con atractivos descuentos. El comercio electrónico jugará un papel decisivo en la temporada de promociones, por lo que se vuelve crítico proteger la experiencia de la compra en línea.

El confinamiento provocado por la situación sanitaria mundial trajo muchos cambios en la forma de adquirir bienes y servicios. En estas circunstancias, la digitalización ha sido la solución para que muchas empresas continúen sus operaciones sin afectar la experiencia de sus clientes.

Para las tiendas que moverán altos volúmenes de mercancías gracias al comercio electrónico, sufrir robos o pérdidas de carga puede ser fatal para sus cadenas de suministro. Existen soluciones digitales que contribuyen a la tranquilidad tanto de cliente como vendedor para eliminar contratiempos.

En temporadas de alta demanda como el Buen Fin, muchas empresas optan por arrendar almacenes y transportes de terceros. Ahora ya es posible encontrar herramientas digitales en el mercado, como el seguimiento de objetos de alto valor y candados electrónicos que se abren vía remota hasta que el embarque arribe seguro a su destino, lo cual mitiga el riesgo de sufrir percances en el trayecto. La época de descuentos también genera un incremento en las contrataciones temporales de personal en bodegas y mensajerías, por lo que existen herramientas digitales de autenticación que detectan si alguien ajeno a la empresa ingresó a las instalaciones o si tienen intenciones maliciosas.

En tiempos de sana distancia, la digitalización también contribuye a proteger el bienestar de los colaboradores que trabajan en sitio, por ejemplo, en líneas de embalaje. A través de inteligencia artificial, pueden integrarse alertas en tiempo real que notifiquen la cercanía de otras personas, a menos de 1.5 metros, con lo cual se promueve la práctica de la sana distancia.

Por otro lado, las tiendas físicas y centros comerciales tienen una responsabilidad enorme este Buen Fin para salvaguardar la integridad tanto de empleados como clientes. Los ecosistemas de protección empresarial digitales aprovechan todas las bondades del Internet de las Cosas e Inteligencia Artificial para garantizar elevados niveles de seguridad.

Por ejemplo, instalar cámaras que ofrezcan mapas de calor contribuye a cuidar el aforo permitido por las autoridades, así como a detectar personas con temperatura corporal alta o verificar el cumplimiento de la distancia permitida. Las soluciones pueden incluso, aplicarse a seguimiento de personal y mercancía, incorporando geocercas, controles y alertamiento para proveer seguridad y soporte a la operación dentro de los establecimientos.

En México hay empresas como Alestra que facilitan la transición hacia la Nueva Realidad con estas y otras soluciones 100 por ciento configurables a las necesidades específicas de cada minorista. Además, les permite a los empresarios medir resultados y eficiencia en tiempo real a través de tableros inteligentes que arrojan reportes de desempeño para optimizar la toma de decisiones.

Para mayor información visite: https://landing.alestra.mx/nuevarealidad/

Laura Gabriela Aboites Enciso, Directora de Transformación Digital de Alestra

Compartir

Comentarios

comentarios