Compartir

Por: Ricardo Karbage, Gerente General para Brasil y Líder de Negocios Empresariales Latam de Xerox.

Hablar de eficiencia e innovación no es algo sencillo y más en un mundo donde los recursos naturales han llegado a su límite, tal y como se señaló el 2 de agosto de 2023 cuando se decretó el Dia de la sobrecapacidad de la Tierra. Ambas cualidades deben incluir una visión que garantice su sostenibilidad, que no es otra cosa sino la capacidad de cubrir las necesidades del presente sin comprometer las de las generaciones futuras.

Esto ha llevado a madurar lo que entendemos por sostenibilidad, de manera que ya no solo se trata de ser amigable con el medio ambiente y cuidar arbolitos, sino de incluir en el ADN de cada empresa las estrategias que ayuden a aprovechar al máximo cada uno de los recursos utilizados, al aumentar su capacidad de reciclaje y reducir la generación de residuos, de manera que se aprovechan al máximo evitando el tradicional ciclo lineal de: extraer, transformar, consumir y desechar.

 

Responsabilidad, compromiso y rentabilidad

Contrario a lo que uno pudiera imaginar, mantener una estrategia de sostenibilidad podría beneficiar más de lo que se piensa, y Xerox lo ha experimentado a lo largo de los últimos años al hacer de este concepto algo inherente a la forma en que trabaja. Por ello ha orientado todas sus metas de medioambiente, salud y seguridad en seis áreas clave para lograr un impacto a nivel mundial:

  1. Huella de carbono: Con sistemas como ENERGY STAR® que reducen el consumo de energía y con ello las emisiones de gases de efecto invernadero.
  2. Papel: Con uso eficiente de papel y procurando su reciclado, lo que se traduce en una efectiva forma de proteger bosques.
  3. Agua y aire limpios: Mediante iniciativas de fabricación limpia, eliminando sustancias químicas tóxicas en la fabricación, en favor del aire y agua limpios en los ciclos de vida de cada producto.
  4. Residuos: Nuevamente recurriendo a la eficiencia al momento de utilizar recursos para la fabricación, de manera que se reduzcan los residuos y practicando el reciclaje.
  5. Gestión de sustancias: Con la reducción al mínimo el uso de sustancias químicas peligrosas y bajo estrictos estándares internos, además de requisitos rigurosos para los proveedores.
  6. Salud y seguridad: Un área fundamental para la empresa, que procura medidas para proteger la salud y seguridad del personal, productos lugares de trabajo y clientes.

Desde que establecimos nuestros objetivos por primera vez en 2003, hemos logrado reducciones significativas en nuestro consumo de energía y emisiones de gases de efecto invernadero (GEI).

En 2016, creamos un objetivo para reducir las emisiones de GEI de Alcance 1 y Alcance 2 en un 25% adicional para 2025, lo que se logró a finales de 2019.

Estas simples acciones han llevado al Xerox a ser incluida en la lista de las 100 empresas más sostenibles de Corporate Knights hasta por cuatro años consecutivos, entre una decena de reconocimientos internacionales que también ha recibido sobre la materia.

 

La sostenibilidad, una herramienta muy redituable

Quizás para algunas empresas, alcanzar la sostenibilidad implica hacer un gasto extra para adquirir la tecnología necesaria que permita una mayor eficiencia en sus procesos de trabajo. Sin embargo, es un hecho que a largo plazo se trata de una inversión inteligente, ya que al final se traducirá en importantes ahorros que terminarán pagando el desembolso inicial.

Con la ayuda de Xerox, hoy muchas empresas se encaminan a una sostenibilidad inteligente, ya que gracias a la innovación implementada en cada uno de sus productos y servicios se ha incrementado su eficiencia, trayendo consigo un menor impacto al medio ambiente, un bajo consumo de energía, y la generación de residuos altamente reciclables. Al final de cuentas es un hecho que los negocios que ponen en práctica acciones sostenibles impulsan su rentabilidad.

Resulta interesante ver cómo empresas dedicadas a la gestión eficiente de documentos ha podido corroborar que la simple reducción del uso de papel puede ayudar a que el 64% de los documentos se finalicen en una hora, mientras que la implementación de firmas electrónicas permite reducir hasta en 13.5 días el tiempo de respuesta, además de que favorece un incremento de 300% en el ROI del negocio, tan solo por el hecho de limitar costos y fomentar el aumento de productividad.

Por su parte, los consumidores tienen una mayor conciencia ecológica, de manera que cada vez están más motivados para apoyar a empresas que implementan prácticas comerciales sostenibles. Además de reducir costos, un balance sostenible ayuda a lograr nuevos negocios y permite marcar la diferencia.

Compartir