Compartir

 

  • La pandemia obligó a todas las industrias a replegarse, a los empleados a trabajar desde casa y refugiarse en lo virtual. Pero ¿qué sucede con la Manufactura, que no funciona con sus fábricas vacías? ¿Cómo hacer frente a un escenario así sin poner en riesgo la salud de sus empleados y asegurar la continuidad operativa? La respuesta, está en la digitalización de su negocio.

 

Los últimos meses han transformado el mundo que conocíamos. A esta altura, ya todos entendemos que esta nueva normalidad que nos había parecido transitoria en un primer momento, llegó para quedarse. Las video llamadas son tanto la nueva forma de hacer negocios como de mantener amistades y lazos familiares. El concepto de “Familia nuclear” vuelve a tomar vigencia. Nuestros hábitos de trabajo, de consumo y recreación han sido transfigurados. Según los modelos predictivos que el departamento de Big Data de nuestra compañía ha creado, esta situación se mantendrá por muchos meses, incluso -sugieren los escenarios más pesimistas- más de un año a partir de hoy.

 

Los mexicanos ya entendemos que el verdadero golpe aún no llega para nosotros: El golpe económico. México tiene una de las tazas de empleo informal más grande del mundo: Cerca del 60% de los puestos de trabajo son informales, según un informe del FORLAC. Esto significa que más de la mitad del país no puede hacer cuarentena por un mes, mucho menos por un año. ¿Cuántos mexicanos dependen de lo que ganan en el día para sobrevivir? Este país depende, lamentablemente de que todos nuestros engranajes continúen girando.

 

Uno de los principales músculos que se esconde detrás de este esfuerza y que alimenta directa e indirectamente a millones de familias mexicanas, es la industria de la Manufactura. México se ha vuelto en la historia reciente, un país fuertemente manufacturero. Esta industria es, me atrevo a decir, la que ha sacado a más mexicanos de la línea de pobreza, y la que más impulsa a la nación hacia las vías del desarrollo social y económico. Preocupantemente, es una de las industrias más afectadas por la pandemia y si los líderes de esta industria no accionan rápido, puede comenzar un efecto domino que nos arrastre hacia un desastre económico.

 

En mis 15 años de trabajo como consultor tecnológico para algunas de las empresas de Manufactura más grande del país, he visto a la industria dar pasos tímidos y fugaces hacia una modernización y transformación digital. No es fácil digitalizar una industria que depende tanto de la mano de obra, materia prima y precios bajos, pero veníamos haciendo grandes avances, hasta que llegó el Covid-19. La pandemia obligó a todas las industrias a replegarse, a los empleados a trabajar desde casa y refugiarse en lo virtual. Pero ¿qué sucede con la Manufactura, que no funciona con sus fábricas vacías? ¿Cómo hacer frente a un escenario así sin poner en riesgo la salud de sus empleados y asegurar la continuidad operativa? La respuesta, está en la digitalización de su negocio.

 

Toda estrategia de transformación digital se basa en tres pilares fundamentales: Gente, procesos y tecnología. Analicemos el rol que juega cada uno en la crisis actual:

Gente

 

La industria de la manufactura no puede detenerse si quiere sobrevivir, pero esto pone en riesgo a sus empleados. Los mejores epidemiólogos del mundo advierten que sin protocolos estrictos, el 70% de cualquier población terminará contrayendo el virus. Esta cifra es aún más elevada en las áreas de alta densidad poblacional, que suelen ser donde se concentran las empresas de manufactura. Mantener una fábrica abierta sin protocolos no solo atenta contra la vida de los empleados y sus familias, sino que también contra el futuro de las operaciones. ¿Qué hará una fábrica cuando suceda el primer brote entre sus empleados y la mitad ya no pueda trabajar? ¿Cómo lidiará con las demandas laborales subsiguientes y la presión de distintas entidades?

En este sentido, la industria de la Manufactura debe implementar herramientas digitales que le permitan monitorear la salud de sus empleados, dividirlos por grupos de riesgo, entender el uso de los espacios físicos y los puntos de contacto entre equipos, contrastar esto con el avance de contagios en la zona local, y más datos para tomar decisiones rápidamente. NEORIS fue la primera compañía de tecnológica mexicana -y una de las primeras del mundo- en crear una herramienta con este fin, llamada HealthCheck. Lanzada en marzo, esta plataforma ya ha ayudado a 220 mil empleados en más de 16 países a trabajar de forma segura, y actualmente asiste a la vuelta segura a los puestos de trabajo de muchas compañías mexicanas.

 

Procesos

 

Hoy más que nunca, los procesos ordenados y esbeltos son un requisito en la industria. Procesos para ordenar la logística de abastecimiento, optimizar el almacenamiento de materia prima/producto terminado, la optimización del flujo y capital de trabajo, la coordinación y gestión de la fuerza laboral, así como la gestión de nuestros proveedores/clientes, y muchas variables más.

Para minimizar el impacto de esta pandemia, necesitamos virtualmente alinear estos procesos a la nueva normalidad, protocolos y políticas del COVID19.

 

Una máxima fundamental para los días que nos esperan es: Cada tarea que se pueda digitalizar debe digitalizarse. Esta es la única manera de aplanar una curva que aun crece de manera exponencial. Estas prácticas, combinadas con una visión 360 de la Empresa, permitirán un flujo eficiente de la cadena de valor del negocio, a la vez que minimizamos los puntos de riesgo y garantizamos la continuidad operativa.

 

Tecnología

 

Cualquier empresa de Manufactura sabe del impacto de estos dos conceptos en la industria: Robotización y Automatización, su influencia en la operación y los beneficios que han dado. Tecnologías como IoT, Smart Manufacturing, Data Science/Analitics son diferenciadores de las empresas que, en los últimos años, requieren para mantenerse competitivas en un panorama mundial donde competidores más baratos del exterior amenazan la producción local. A estas tecnologías se suman también las plataformas de colaboración sistema-persona como Digital Worker o Digital Twin que serán fundamentales para una nueva época de restricciones físicas en las plantas y dependerán del trabajo asistido y/o remoto para seguir operando.

 

Este quizás es el punto más complejo de la batalla actual para las empresas. Monitorear y gestionar a los equipos y los procesos requieren inversión y conocimientos especializados en tecnología, que regularmente las empresas no pueden desarrollar in-house o inclusive, no es deseable por no ser parte del Core Business. Es vital que las empresas de manufactura busquen hoy, un socio estratégico que pueda acompañarlos en todo este proceso de activar la digitalización. Para sobrevivir a la pandemia, necesitamos una aplicación holística de la tecnología, que contemple cada proceso como parte de un ecosistema interdependiente y conectado.

 

En conclusión

 

Como podemos ver, hay muchos elementos que ajustar para salir adelante en este “new normal”. Nadie espera que las empresas puedan cumplir con todos estos requisitos. Este es el escenario ideal, es la manera de minimizar riesgos y asegurar que podamos atravesar los meses que vienen, que serán quizás los meses más difíciles de la historia reciente de nuestro país. Mi recomendación es no preocuparse, sino ocuparse. Apóyense en socios con fuerte conocimiento técnico, de industria y sobre todo de la cultura e idiosincrasia de México. El siguiente año demostrará cuanto podemos trabajar en conjunto para sacar al país adelante. Espero que sepamos estar a la altura de los desafíos que se avecinan.

 

Acerca del autor

 

Pedro Pineda, como consultor de IT y Negocios, se enfoca en desarrollar soluciones innovadoras y a construir la relación con sus clientes. Trabaja hace 14 años en NEORIS y en la actualidad se desempeña como director de la Vertical de Manufactura en México, siendo responsable de la generación de valor para nuestros clientes a través de los servicios que ofrecemos.

 

Para cualquier duda puede escribir a neoris.mexico@neoris.com

Compartir

Comentarios

comentarios