Compartir

El Informe de Protección de Datos 2021 de Veeam concluye que el COVID-19 ha afectado significativamente al gasto en Transformación Digital (DX), ya que el 40% de las organizaciones mundiales considera que la incertidumbre económica es el mayor obstáculo para la DX en los próximos 12 meses, mientras que una tercera parte han ralentizado o detenido las iniciativas en el último año.

El Reporte de Protección de Datos 2021 de Veeam encuestó a más de 3,000 responsables de la toma de decisiones de IT en empresas globales para entender su enfoque de protección y gestión de datos. Este estudio, el mayor de su clase, examina cómo las organizaciones esperan estar preparadas para los retos de IT a los que se enfrentan, incluyendo la reacción a los cambios en la demanda y las interrupciones del servicio, las influencias globales (como el COVID-19) y los objetivos más ambiciosos de modernización de IT y DX.

“Durante los últimos 12 meses, los directores ejecutivos de todo el mundo se han enfrentado a un conjunto único de desafíos en torno a cómo garantizar que los datos permanezcan protegidos en un panorama operativo muy diverso”, dijo Danny Allan, CTO y Vicepresidente Senior de Estrategia de Producto de Veeam. “En respuesta a la pandemia, hemos visto a las organizaciones acelerar las iniciativas de DX de años a meses con el fin de permanecer en el negocio. Sin embargo, la forma en que se gestionan y protegen los datos sigue perjudicándolas. Las empresas se ven obstaculizadas por las IT heredadas, las capacidades obsoletas de protección de datos, así como por el tiempo y el dinero invertidos en responder a los retos más urgentes que plantea el COVID-19. Hasta que no se aborden estas deficiencias, la verdadera transformación seguirá eludiendo a las organizaciones”.

Es necesario tomar medidas urgentes en materia de protección de datos

Los encuestados afirmaron que sus capacidades de protección de datos son incapaces de seguir el ritmo de las demandas de DX de su organización, lo que supone una amenaza para la continuidad del negocio y conlleva graves consecuencias para la reputación y el rendimiento. A pesar del papel integral que desempeña el respaldo en la protección de datos moderna, el 14% de todos los datos no se respaldan y el 58% de las recuperaciones fallan, dejando los datos de las empresas desprotegidos e irrecuperables en caso de interrupción o ciberataque. Además, las interrupciones inesperadas son habituales, ya que el 95% de las organizaciones las han sufrido en los últimos 12 meses; y uno de cada cuatro servidores ha tenido al menos una interrupción inesperada en el año anterior, por lo que el impacto del tiempo de inactividad y la pérdida de datos se experimenta con demasiada frecuencia. El dato más importante es que las empresas ven cómo esto afecta a su balance final, ya que más de la mitad de los directores ejecutivos afirman que esto puede conducir a una pérdida de confianza por parte de los clientes, los empleados y las partes interesadas.

“Hay dos razones principales por las que fallan los trabajos de respaldo y las restauraciones: en primer lugar, los respaldos terminan con errores o incompletas dentro de la ventana asignada y, en segundo lugar, las restauraciones no cumplen con los acuerdos de nivel de servicio requeridos”, dijo Allan. “En pocas palabras, si un trabajo de respaldo falla, los datos quedan desprotegidos, lo que supone una gran preocupación para las empresas, ya que las repercusiones de la pérdida de datos y el tiempo de inactividad imprevisto abarcan desde la reacción de los clientes hasta la reducción del precio de las acciones. Además, el hecho de que el panorama de las amenazas digitales evolucione a un ritmo exponencial agrava aún más este reto. El resultado es una brecha indiscutible entre las capacidades de protección de datos de las empresas y sus necesidades de DX. Es urgente que se aborde esta carencia dada la presión que sufren las organizaciones para acelerar su uso de las tecnologías basadas en la nube para servir a los clientes en la economía digital”.

Estrategias de IT afectadas por el COVID-19

Los directores ejecutivos son conscientes de la necesidad de adoptar un enfoque que dé prioridad a la nube y de cambiar la forma en que se prestan los servicios de IT en respuesta a la aceleración digital provocada por el COVID-19. Muchos ya lo han hecho, ya que el 91% ha aumentado el uso de servicios en la nube en los primeros meses de la pandemia, y la mayoría seguirá haciéndolo, ya que el 60% tiene previsto añadir más servicios en la nube a su estrategia de prestación de IT. Sin embargo, aunque las empresas reconocen la necesidad de acelerar su camino hacia la DX en los próximos 12 meses, el 40% reconoce que la incertidumbre económica supone una amenaza para sus iniciativas DX.

La transformación digital comienza con la resiliencia digital

A medida que las organizaciones adoptan cada vez más servicios de IT modernos a un ritmo rápido, las capacidades y los recursos inadecuados de protección de datos harán que las iniciativas de DX se debiliten, e incluso fracasen. Los directores ejecutivos ya sienten el impacto. Un 30% admitió que sus iniciativas de DX se han ralentizado o detenido en los últimos 12 meses. Los impedimentos para la transformación son multifacéticos, incluyendo equipos de IT demasiado centrados en mantener las operaciones durante la pandemia (53%), dependencia de los sistemas de IT heredados (51%) y falta de habilidades por parte del personal del área para implementar la nueva tecnología (49%). En los próximos 12 meses, los responsables de estas áreas tratarán de volver a poner en marcha sus recorridos hacia la DX, encontrando soluciones inmediatas a sus necesidades de protección de datos críticos. Por otra parte, casi una tercera parte de ellos tratará de trasladar la protección de datos a la nube.

“Uno de los mayores cambios que hemos visto en los últimos 12 meses es, sin duda, el aumento de la brecha digital entre los que tenían un plan de transformación digital y los que estaban menos preparados en comparación con los primeros, acelerando su capacidad de ejecución y los segundos ralentizándose”, concluyó Allan. “El primer paso para transformarse digitalmente es ser digitalmente resilientes. En todos los ámbitos, las organizaciones están buscando urgentemente modernizar su protección de datos a través de la adopción de la nube. Para 2023, el 77% de las empresas a nivel mundial utilizará el respaldo en la nube, aumentando la fiabilidad de los respaldos de forma significativa, reduciendo los costos y liberando recursos de IT para centrarse en los proyectos DX que permitan a la organización destacar en la economía digital”.

Otros aspectos destacados del Reporte de Protección de Datos 2021 de Veeam son:

  • IT híbrida entre lo físico, lo virtual y la nube: En los próximos dos años, la mayoría de las organizaciones esperan reducir gradual pero continuamente sus servidores físicos, mantener y fortalecer su infraestructura virtualizada y adoptar estrategias de “nube primero”. Esto hará que la mitad de las cargas de trabajo de producción se alojen en la nube en 2023, lo que obligará a la mayoría de las organizaciones a re-imaginar su estrategia de protección de datos para los nuevos entornos de producción.
  • Rápido crecimiento de los respaldos basados en la nube: El respaldo está pasando de las instalaciones a las soluciones basadas en la nube que son gestionadas por un proveedor de servicios, con una trayectoria reportada del 29%, en 2020, al 46%, previsto para 2023.
  • Importancia de la confiabilidad: “Mejorar la confiabilidad” fue el impulsor más importante para que una organización global cambiara su solución de respaldo principal, declarado por el 31% de los encuestados.
  • Mejora del ROI: El 22% declaró que el impulsor más importante del cambio era mejorar la economía de su solución, incluyendo la mejora del ROI/TCO y la reducción.
  • Brecha de disponibilidad: El 80% de las organizaciones tienen una “brecha de disponibilidad” entre la rapidez con la que pueden recuperar las aplicaciones y la rapidez con la que necesitan recuperarlas.
  • Brecha de realidad: El 76% tiene una “brecha de protección” entre la frecuencia de los respaldos de datos y la cantidad de datos que pueden permitirse perder tras una interrupción.
  • Protección de datos moderna: El 46% de las organizaciones a nivel mundial se asociará con un proveedor de respaldo como servicio (BaaS) para 2023, y el 51% planea adoptar la recuperación ante desastres como servicio (DRaaS) en el mismo plazo.

 

Acerca del reporte

Veeam encargó a la empresa independiente de estudios de mercado Vanson Bourne la realización de un estudio cuantitativo sobre las tendencias del mercado de la protección de datos, su adopción y sus percepciones en las organizaciones empresariales de todo el mundo. La investigación se ha llevado a cabo entre 3,000 responsables de la toma de decisiones de IT (en organizaciones con más de 1,000 empleados) de 28 países, utilizando un enfoque cuantitativo imparcial para garantizar la imparcialidad de los resultados.

Para saber cómo abordar estas cuestiones, Veeam organiza el principal evento virtual del mundo para modernizar la protección de datos: VeeamON 2021, que tendrá lugar los días 25 y 26 de mayo de 2021. Cerca de 15,000 clientes, socios y personas influyentes asistieron al evento virtual VeeamON 2020 y a los eventos regionales VeeamON Forum celebrados en todo el mundo.

Para más información, visite https://www.veeam.com/es-lat

 

Recursos de apoyo:

 

Acerca de Veeam Software

Veeam® es el líder en soluciones de Backup que ofrecen Cloud Data Management™. Veeam proporciona una única plataforma para modernizar el backup, acelerar la nube híbrida y asegurar los datos. Veeam cuenta con más de 400,000 clientes en todo el mundo, incluyendo el 82% de la lista Fortune 500 y el 69% de la lista Global 2,000. El ecosistema de canal 100% de Veeam incluye socios globales, así como HPE, NetApp, Cisco y Lenovo como revendedores exclusivos. Veeam tiene oficinas en más de 30 países. Para obtener más información, visite www.veeam.com o siga a Veeam en Twitter @veeam

Compartir

Comentarios

comentarios