Compartir
  • En el marco del Día Internacional de la Mujer en la Ingeniería, Ford reconoce la pasión y dedicación de todas las ingenieras que colaboran en distintas áreas de la compañía.
  • Ford comparte 6 historias de mujeres ingenieras de cada una de sus localidades en México; donde a pesar de desarrollarse en distintos contextos sus testimonios nos inspiran a mejorar y superar las metas diariamente.

 

Estado de México a 19 de junio, 2024 – La ingeniería ha sido caracterizada por incontables avances tecnológicos y logros sobresalientes, pero también por la lucha constante de las mujeres por encontrar su lugar dentro de una industria que, en el pasado, se consideraba masculina.

Si bien es cierto que las mujeres que optaron por carreras en ingeniería han enfrentado numerosos retos, desde la poca participación de mujeres en actividades STEM durante la infancia hasta la falta de representación dentro de las empresas; a pesar de estos obstáculos, muchas de ellas han dejado una marca permanente en la industria, impulsando la innovación y rompiendo barreras.

En el marco del Día Internacional de la Mujer en la Ingeniería, Ford quiere rendir homenaje a todas aquellas ingenieras que han logrado no solo reducir la brecha de género para lograr una verdadera igualdad de oportunidades, sino también a todas aquellas que continúan mostrando una determinación excepcional con su trabajo.

Ejemplo de ello, son estas seis historias que, sin importar la edad, nos impulsan a mejorar y superar las metas diariamente:

África González

Las mejores historias comenzaron como un sueño

África González es estudiante de la Escuela Ford 26, ubicada en Yucatán. A sus tempranos 10 años, está decidida en estudiar leyes para convertirse en la mejor abogada del país. Aunque suene distante, el amor por las leyes ha sido una decisión impulsada por las experiencias adquiridas en concursos de ingeniería como “The First Lego League”.

En este torneo, los estudiantes de escuelas Ford conocieron los fundamentos de la ingeniería mientras exploraban problemas del mundo real. Ahí fue donde África, motivada por sus coaches y familiares, logró comprender una herramienta indispensable para la planeación de su futuro: la “resolución de problemas”.

El aprendizaje de diversas herramientas y la motivación de su padre han causado que África sueñe y planee su futuro en grande, dejando en claro que no existe la frase “no puedo”; “Siempre luchen por sus sueños, aunque estén en una situación económica difícil o se encuentren en otro país nunca dejen de lado sus sueños. Todo es posible”, menciona África.

Brenda Valtierra

Rompiendo barreras para crecer

Brenda Valtierra es ingeniera de procesos especialista en la planta Ford Irapuato. Nunca imaginó que la ingeniería sería su destino pues inicialmente su idea era ser arquitecta, pero la vida la llevó a ser ingeniera industrial con especialidad en manufactura.

Su primera experiencia laboral fue como ingeniera de calidad, un rol que le enseñó mucho pero que también la limitaba a una sola área. Sin embargo, su ingreso a Ford marcó un antes y un después en su carrera. “Lo que más agradezco de Ford es la posibilidad de poder moverme entre diversas áreas, lo que me ha permitido complementar mi experiencia y entender diferentes roles y posiciones de trabajo”, dice Brenda. Esta diversidad de roles le ha dado una comprensión más amplia y la ha preparado para enfrentar desafíos más complejos.

Como madre de un niño de tres años, Brenda valora la flexibilidad que tiene, permitiéndole equilibrar sus roles de madre y profesionista. “Ford es la primera empresa en la que he trabajado que tiene mujeres en puestos gerenciales. Además, hay muchas personas jóvenes y bastantes oportunidades de crecimiento para todos”, comentó Brenda.

Daniela Ronquillo

Convirtiendo desafíos en oportunidades

Daniela Ronquillo es Team Manager en el área de maquinados en la Planta de Motores de Chihuahua. Su ingreso a Ford fue hace 9 años como becaria, una etapa que describe como un desafío enorme: “Muchas personas me decían que era difícil entrar a Ford y más siendo mujer, cosa que no es para nada cierta; nunca dejé que esos comentarios me detuvieran”, afirmó Daniela.

Adicionalmente, Daniela estudió una Maestría en Administración de Negocios con enfoque en Recursos Humanos, ya que para ella “la ingeniería no es algo solitario; detrás de cada máquina hay un equipo de personas trabajando juntas”.

Ella enfatiza la importancia de abrir las puertas a las niñas desde una edad temprana para que descubran las posibilidades de la industria y derrumbar los sesgos que puedan tener: “Ser ingeniera no solo es estar haciendo trabajo técnico, también requiere de tener un lado humano para poder superar juntos los problemas”.

Michelle Pérez

Liderazgo para transformar e inspirar

Michelle Pérez es ingeniera mecánica eléctrica. Fue la única mujer de su carrera, una situación que lejos de desanimarla, la impulsó a demostrar su capacidad y pasión por la ingeniería. Unos cuantos años después de graduarse, Michelle ganó una beca por parte del CONACYT para hacer una Maestría en Procesos de Manufactura Nanométricos.

Su interés por esta área nació en la preparatoria, donde un maestro de mecánica la inspiró profundamente. Además, sus padres nunca sembraron en ella el miedo o la duda respecto a su elección de carrera.

Actualmente, Michelle es una de las tres mujeres en el comité operativo en la Planta de Estampado y Ensamble de Cuautitlán. Uno de los proyectos más desafiantes y gratificantes para ella fue el lanzamiento de la nueva área de pintura en la planta y proponerle a su equipo un nuevo esquema de trabajo: “Ellos estaban muy enfocados en la salida del vehículo terminado, y mi rol ha sido mostrarles cómo hacerlo de manera más efectiva”, explica Michelle, que cuenta con diplomados en liderazgo y una certificación Master Black Belt enfocada en optimización de procesos y liderazgo.

Daniela Montijo

Un ejemplo de trabajo en equipo

 Daniela Montijo estudió ingeniería industrial y actualmente se desempeña como gerente del área de lanzamiento en la planta de Estampado y Ensamble de Ford en Hermosillo.

Su carrera ha tomado muchos caminos, abarcando áreas como Ensamble Final hasta Control de Calidad: “El proceso de entrenamiento en Ford es muy fuerte, y me ha permitido desarrollar habilidades en diferentes áreas”, dijo Daniela. Su experiencia en lanzamiento, particularmente el año pasado con nuevos proyectos que son históricos para la planta, fueron un reto importante. “Fue complejo porque era algo que nunca habíamos hecho, pero el trabajo en equipo nos ayudó a salir adelante”, explicó.

Con una certificación como Master Black Belt y dos maestrías, una en finanzas y otra en desarrollo de talento, Daniela sigue siendo un ejemplo de dedicación y constante aprendizaje para su equipo. Sin embargo, sabe que esto no hubiera sido sin los mentores que encontró en su camino, los cuales le enseñaron a enfrentar y resolver problemas de manera estratégica.

Daniela subraya la importancia de la disciplina para balancear la vida profesional y personal, especialmente ella que es madre.

 

Mary González

Forjando su camino en la ingeniería mexicana

Mary González estudió ingeniería mecánica administradora y fue una de las dos únicas mujeres en su generación. Mary creció rodeada de máquinas y hornos, en el negocio de fundición de aluminio de su padre, quien, con solo estudios de secundaria, la inspiró a seguir una carrera en ingeniería: “Mi padre nunca me limitó, al contrario, él incluso me llevó a ver los planes de estudio de la carrera y me ayudó a elegir”, recuerda Mary con cariño.

A lo largo de su carrera, Mary ha sido una defensora activa de la representación femenina en la industria, formando parte del grupo Women of Ford, que promueve la inclusión y el empoderamiento de las mujeres de manera interna.

“Llegué a Ford hace 25 años. Primero al departamento de compras hasta ser gerente del área responsable del desarrollo de nuestros proveedores. Mi jefe en ese momento me daba todo tipo de tareas y eso me ayudó a crecer y sentir confianza en lo que hacía, ya que no hacía ninguna diferencia en mi por ser mujer cuando el equipo estaba conformado solamente por hombres “, mencionó Mary González.

Para ella, un momento importante en su carrera fue una asignación internacional en Estados Unidos para desarrollar un motor que se produciría en el complejo de Motores de Ford Chihuahua donde se encontró con diversos retos, como la necesidad de adaptarse a un nuevo entorno. Sin embargo, su perseverancia y habilidad para aprender rápidamente la ayudaron a sobresalir. Hoy Mary es Gerente de Desarrollo de Producto y cuenta con una certificación Green Belt en mejora de procesos y liderazgo.

En Ford de México, celebramos a todas aquellas mujeres ingenieras, actuales y futuras. Estas historias nos recuerdan que, con pasión, dedicación y el respaldo adecuado, todas las personas pueden superar sus retos y alcanzar cosas inimaginables.

###

Acerca de Ford Motor Company

Ford Motor Company (NYSE: F) es una empresa global con base en Dearborn, Michigan, que está comprometida en ayudar a construir un mundo mejor, en donde cada persona tenga libertad de movimiento para perseguir sus sueños. Ford+, el plan de crecimiento y creación de valor de la compañía combina sus fortalezas, nuevas capacidades y las relaciones siempre activas con los clientes para enriquecer sus experiencias e incrementar su lealtad. Ford desarrolla y ofrece pick-ups, vehículos utilitarios, vans comerciales y vehículos de lujo Lincoln, además de servicios conectados. Adicional, Ford se encuentra estableciéndose en una posición de liderazgo en soluciones de movilidad, incluida la tecnología de conducción autónoma y brinda servicios financieros a través de Ford Motor Credit Company. Ford emplea aproximadamente 177,000 personas en todo el mundo. Para obtener más información sobre Ford, sus productos y Ford Credit, por favor ingrese a: www.corporate.ford.com

 

Acerca de Ford de México

Ford de México inició operaciones en 1925 como la primera empresa de automóviles en el país, al día de hoy cuenta con 14,600 empleados. Sus plantas de Estampado y Ensamble en Hermosillo y Cuautitlán producen orgullosamente Ford Bronco Sport, Maverick y Mustang Mach-E, respectivamente, así como de motores I, II y III ubicadas en Chihuahua produciendo los motores Duratec I-4 (2.0 y 2.5 litros), los motores Power Stroke Diésel de 6.7 litros V8, un motor diésel de 4.4 litros y el motor Dragón de 3 cilindros de 1.5 litros. Así como una planta en Irapuato, además de contar con oficinas centrales establecidas en el Estado de México.

Compartir