Compartir

Por Eduardo Alexandri, director general de Western Digital para México, Colombia y Centroamérica

Durante los últimos años, el ecosistema emprendedor y las pequeñas y medianas empresas (PyMEs) se han visto en la necesidad de adoptar la transformación digital. Esto se debe en una parte a la pandemia, que obligó a todas las organizaciones a ser más flexibles en su operación diaria, y en otra parte al rápido crecimiento de los datos.

En México, la columna vertebral de nuestra economía se encuentra en las PyMEs. Según el último censo económico realizado por el INEGI (2019), el 99.8% de los establecimientos del país son micro, pequeños o medianos, siendo las mayores generadoras de empleo a nivel nacional, con 72% del total del total de generación de empleo, y representando el 52% del Producto Interno Bruto (PIB).

Por ello, es indispensable apoyar a este sector empresarial de gran importancia para el desarrollo del país, sobre todo ahora que atraviesan por momentos de transición en los que la tecnología es su mejor aliada. Y es que utilizar las herramientas tecnológicas adecuadas les permite optimizar procesos, además de agilizar sus operaciones y sus diferentes actividades. Algunas de estas actividades son el respaldo, almacenamiento y procesamiento de los datos para su análisis en pro de una toma de decisiones más ágil y certera; tomando ventaja del entorno laboral actual enmarcado por el trabajo híbrido, el acceso remoto y la colaboración digital.

Es con la digitalización que los emprendedores y PyMEs pueden mantener el ritmo de crecimiento y continuar desarrollándose para volverse grandes empresas, porque les ayuda a resolver diferentes temas del día a día en la organización, como la cobranza, los inventarios, el manejo de la cartera de clientes, la mercadotecnia, etcétera. Un sistema administrativo de gestión, por ejemplo, debe llevar un control de los recursos y las ventas, que son, de hecho, el corazón de los negocios, y así empezar a explotar y analizar toda esta información para tomar las mejores decisiones y mejorar el nivel de ventas e ingresos.

Desafortunadamente, sólo el 25% de las PyMEs sobreviven más de 2 años. Una de las razones podría ser por el robo de datos o la pérdida de datos fundamentales para en funcionamiento del negocio, por lo que es importante seleccionar la tecnología y las soluciones de almacenamiento de datos adecuadas para mayor tranquilidad y protección de los datos. Las PyMEs dependen de sus clientes y mantener un alto nivel de servicio es muy complicado si no hacemos uso de las tecnologías de almacenamiento adecuadas para proteger los datos.

Ahora bien, ¿cuál es la mejor opción? Al considerar el ritmo actual que llevan los negocios, es crucial que los emprendedores y PyMEs cuenten con una infraestructura de datos que, más allá de brindarles una mayor capacidad de captura y almacenamiento, les proporcione un mayor rendimiento, flexibilidad y agilidad para acceder a la información, y aprovecharla para mejorar las operaciones.

En este sentido, un sistema de almacenamiento conectado a la red (NAS, por sus siglas en inglés) surge como una tecnología ideal, pues permite a los pequeños negocios compartir la información con quienes trabajan dentro de la organización (sin importar donde se encuentren), haciendo que el intercambio y la colaboración sean más fluidos, lo que minimiza costos y acelera la productividad.

La gran ventaja de NAS es que los datos se almacenan de forma centralizada, lo que facilita su copia de seguridad y protección, pero al mismo tiempo permite su acceso y uso compartido de forma remota. Es decir, los sistemas NAS complementan el trabajo y la colaboración en un entorno digital y forman un entorno propicio para que los equipos de trabajo generen un mayor número de ideas y resuelvan los problemas del día a día. De esta forma, las PyMEs pueden guardar y compartir archivos desde cualquier lugar con conexión a Internet y tener los archivos organizados en un sólo lugar para ayudar a agilizar los flujos de trabajo.

En comparación con los servicios comunes de nube contratados, NAS destaca también, al ser un sistema 100% bajo el control de la empresa o el emprendedor: es como una nube personal, conectada a su propio sistema, que opera en un entorno 24×7 con total control de quién accede y quién no.

En Western Digital®, contamos con una familia completa de soluciones de almacenamiento diseñadas específicamente para NAS. Es la familia WD Red™ con HDDs y SSDs que ahora celebra 10 años en el mercado.

Durante la última década, la línea ha evolucionado para incluir soluciones HDD como WD Red Plus con una utilidad comprobada para sistemas NAS enfocados completamente en entornos de emprendedores, pequeñas empresas y oficinas en el hogar, que brinda versatilidad, flexibilidad y confiabilidad; y discos WD Red Pro que ofrecen un mayor rendimiento en organizaciones de más grandes con un número significativo de usuarios concurrentes, ya que alivia el tráfico de red rápidamente. Además, el portafolio Red incluye soluciones SSD (SATA y M.2) para mejorar el rendimiento y acelerar la capacidad de respuesta.

La familia WD Red está diseñada para manejar cargas de trabajo de alta intensidad en entornos de operación permanente, aumenta la eficiencia y productividad del personal, al permitir que los sistemas NAS sincronicen y compartan archivos -incluyendo las carpetas de respaldo- de manera confiable y a gran velocidad.

Aunque el uso de nubes públicas para la gestión de determinados datos es habitual entre emprendedores y pequeñas y medianas empresas, existe información valiosa para el negocio que es mejor tener bajo un mayor control in situ, a través de una gestión propia. La clave es utilizar la mejor opción de NAS con la capacidad y el rendimiento adecuados para las diferentes necesidades.

En Western Digital, nuestro objetivo principal es ayudar a desbloquear el potencial de los datos; y aprovechamos décadas de innovaciones tecnológicas para ofrecer soluciones de almacenamiento adecuadas a estos fines y así permitir que emprendedores y empresas materialicen el valor de los datos.

Compartir