Compartir

Por Yecaneh Aguado, Directora de Ventas México & Cenam – Banca & Servicios de Pago de Thales

Los sistemas biométricos de los servicios bancarios verifican las características físicas de un individuo para corroborar su identidad, ya sea al realizar una compra, ingresar a una cuenta bancaria en línea o contratar un servicio, como un préstamo o un crédito. Estos sistemas utilizan factores como escáneres de huellas dactilares e iris, o el reconocimiento facial y de voz para identificar al individuo. Pueden reemplazar o, incluso, mejorar los métodos de identificación tradicionales, como los números de identificación personal (PIN), las contraseñas y los documentos de identidad físicos. La tecnología biométrica en los servicios bancarios ya se utilizan ampliamente, especialmente para acceder a Internet y a los servicios móviles.

En México, según FICO[1], 78% de usuarios de tecnología digital está dispuesto a compartir datos biométricos con las instituciones bancarias, mientras que 52% se inclina por el escaneo de huellas dactilares como alternativa para conectarse a las aplicaciones de la banca digital[2].

El uso de la tecnología biométrica en los servicios bancarios ha crecido radicalmente en los últimos años, y hay una nueva generación de sistemas biométricos de pago lista para acelerar el cambio.

En Thales, compartimos los siete beneficios clave del uso de la tecnología biométrica en los servicios bancarios:

 

#1.    Conveniencia


La tecnología de los pagos biométricos hace que los consumidores puedan identificarse de manera rápida, fácil y sin esfuerzo. Con las tarjetas biométricas con escáneres de huellas dactilares, el individuo solo necesita estar presente físicamente para realizar una compra, no se necesita ninguna otra información.

#2.    No es necesario un número PIN

Puede ser difícil recordar los números de PIN, especialmente los de aquellas tarjetas de crédito o débito que usamos con menor frecuencia. Los pagos biométricos eliminan por completo la necesidad de recordar estos números y ahorran a los consumidores el estrés de tener que recordar los múltiples PIN de sus diferentes cuentas.

 

#3.    No hay límite en los gastos sin contacto

Los pagos con tarjeta sin contacto suelen configurarse con un límite relativamente bajo para minimizar el riesgo de compras fraudulentas en el caso de robo o pérdida de una tarjeta física. Sin embargo, con el método de verificación (Card Verification Method) biométrica  de la  tarjeta, el dueño (de la tarjeta) es el único que puede usarla. Esto significa que ya no se necesitaría establecer un límite para los pagos sin contacto.

 

#4.    Más seguro


El uso de los métodos de pago biométrico brinda mayor seguridad a los clientes y a los bancos, gracias a la naturaleza única de las características biométricas de los individuos. Antes de autorizar un pago, la tarjeta compara la huella dactilar del usuario que se presenta en el escáner con los datos de referencia almacenados de manera segura en la tarjeta. En caso de robo o pérdida de la tarjeta, ésta no se puede ni extraer ni usar, ni siquiera en pagos sin contacto de bajo valor.

 

#5.    Reduce el trabajo administrativo


Los bancos deben incurrir en grandes gastos administrativos al usar los métodos de identificación tradicionales. Ya sea emitiendo números de PIN, produciendo lectores de tarjetas domésticos o verificando la identidad de los nuevos clientes, comprobar la identidad de un cliente es costoso. Sin embargo, con el uso de los servicios bancarios biométricos las instituciones de servicios financieros podrán reducir significativamente la carga del trabajo administrativo y optimizar los procesos.

 

#6.    Preferido por los clientes

Las investigaciones demuestran que más de la mitad de los consumidores afirman que preferirían usar tarjetas biométricas para los pagos si estuvieran disponibles. Esto puede significar la posibilidad de que los clientes terminen escogiendo un banco que ofrece esta facilidad sobre uno estancado con el chip y el PIN, o la firma.

 

#7.    Registro rápido de los clientes

¿Sabía que el 40% de los clientes abandona el proceso de registro al solicitar una nueva cuenta bancaria? A la hora de atraer nuevos clientes, es esencial que este proceso sea ágil. Y es aquí adonde ayuda la tecnología biométrica en los servicios bancarios. Con el escaneo de la huella dactilar o el iris, el cliente puede verificar rápidamente si es quien dice ser y comenzar a usar sus servicios inmediatamente.

 

Los pagos biométricos tienen un futuro prometedor

Los clientes se están acostumbrando cada vez más al uso de los datos biométricos para identificarse, por lo que es esperable que el escaneo de huellas dactilares e iris, el reconocimiento facial y otros métodos se conviertan en la norma al momento de realizar compras en persona y en línea. Los bancos que ofrezcan esta opción a los clientes, tanto en los dispositivos digitales como en las tarjetas, se destacarán como innovadores y, al mismo tiempo, se beneficiarán de la reducción de los costos y el aumento de la seguridad.

 

[1] Empresa líder mundial en la prevención de los delitos financieros

[2] https://www2.deloitte.com/mx/es/pages/dnoticias/articles/datos-biometricos-el-fin-de-las-contrasenias.html

Compartir

Comentarios

comentarios