Compartir

El mundo laboral se encuentra en una etapa de transición, que se ha acelerado en gran medida debido a la situación que se vive alrededor del mundo y que nos ha exigido cambios en el lugar y la forma en que ejecutamos nuestras labores de trabajo. Actualmente se promueve el trabajar desde casa para que podamos desarrollar nuestras funciones, practicando un distanciamiento físico sin que sea necesario apartarnos de nuestro rol profesional y de nuestros colegas. Gracias a la tecnología es posible esta nueva modalidad de trabajo, que nos permite seguir conectados y cumpliendo nuestras metas. Al ser esta dinámica nueva para muchos, puede ser percibida como un desafío. Si eres de los que aún les cuesta adaptarse a esta nueva modalidad, sigue las recomendaciones de Kingston que te ayudaran a dominarla, manteniendo la eficiencia y productividad.

  1. Acondiciona tu espacio de trabajo

Selecciona un lugar puntual de la casa, limpia y desinféctalo muy bien, y luego procede a equiparlo con lo que necesitarás: un escritorio amplio, una silla ergonómica que cuide tu postura, estantes o cajas para la organización de documentos y una laptop o PC, una buena conexión a internet con un ancho de banda que permita realizar conexiones de calidad y con velocidad en la red.

  1. Organiza tu rutina

Para trabajar desde casa la gestión del tiempo es fundamental. Organiza tu día a día con aplicaciones móviles que puedan ayudarte a mantener tu productividad, tales como: Notas para crear tu lista de pendientes según prioridad y Calendarios para agendar videollamadas y guardar recordatorios respecto a fechas límite importantes.

  1. Socializa a distancia

Programa llamadas con tu equipo de trabajo al inicio del día para organizar y asignar las tareas de manera colaborativa y discutir los próximos pendientes. Algunas de las plataformas preferidas por las empresas para la gestión de reuniones virtuales son Skype, Hangouts, Zoom y Teams. De la misma forma, dedica un tiempo para destacar el buen desempeño de otros compañeros.

  1. No descuides tu salud

Haz pausas entre tus horarios para caminar por los espacios de tu casa, y realizar algún ejercicio de circulación con la ayuda de videos online y aplicaciones gratuitas. Por otro lado, no olvides hidratarte y comer algún snack saludable antes de tus comidas programadas. Al finalizar tu jornada, busca formas de entretenimiento a través de juegos, películas, música y más.

  1. Busca aliados digitales

Internet hoy nos permite tener acceso a un sinfín de plataformas. Además de las anteriormente mencionadas, ubica otras aplicaciones que se acoplen a tus necesidades, tales como Google Drive para editar documentos en conjunto, Keep para compartir listas de pendientes y marcar los que ya se realizaron en tiempo real y Mural, una plataforma para planear, generar ideas y evaluar proyectos.

Kingston mantiene una línea de soporte técnico en su página web, así como una serie de videos y tutoriales canal de Youtube que pueden ayudarte si tu computadora está lenta o no te es posible trabajar con todas las aplicaciones que esta nueva modalidad de trabajo nos exige.

A través de estas recomendaciones, lograrás dominar el trabajo desde casa de manera ágil y cómoda, y lo más importante protegiendo tu salud.

 

###

Compartir

Comentarios

comentarios