Compartir

Arlin Acosta Larios, Emilio De la Torre Soto, Ivette Luviano Piedra, Daniel Ordaz Estrella y Kelmi Torres Domínguez, fueron encargados del proyecto, quienes con poco presupuesto convirtieron el Volkswagen en un vehículo eléctrico.

Los estudiantes aseguran que el prototipo de auto es útil y viable, y por el hecho de haber reciclado el chasis del vehículo, redujo en gran medida los gastos de diseño y manufactura, teniendo que solo diseñar la carrocería del automóvil.

Incluso explican que el automóvil cuenta con un banco de batería para cumplir un circuito de 48 voltios teniendo el sistema seis baterías de 8 voltios cada una de ácido plomo de ciclo profundo, que prolonga su deterioro a diferencia de las baterías de uso regular.

“Otra ventaja que ofrece este carro eléctrico es que, a diferencia de los que venden en México, no requiere de ninguna instalación especial en casa para su recarga”, menciono el estudiante Kelmi Torres Domínguez.

El vehículo se puede cargar en un contacto de casa en un tiempo aproximado de ocho horas para poder recorrer una distancia de 45 kilómetros en una sola carga a una velocidad máxima de 70 km/h.

El costo del Volkswagen eléctrico seria aproximadamente de entre 120 mil y 140 mil pesos.

Los estudiantes agregaron que el prototipo no está diseñado para fabricarse en serie, ya que su objetivo no es competir con las grandes empresas, sino poner este tipo de tecnología al alcance de más mexicanos preocupados en el cuidado del medio ambiente.

Compartir

Comentarios

comentarios