Compartir

Por Josué Brocca y Alejandro Toussaint

 

El mundo de la tecnología y el de la cirugía tienen profundas intersecciones. La medicina evidentemente ha crecido y se ha desarrollado debido al avance de nuestras herramientas. Conforme más progresan nuestros instrumentos, los servicios de salud descubren alcances imprevistos, y con ello, nos acercamos a formas cada vez más precisas de detectar padecimientos y a metodologías más adecuadas para tratarlos.

 

IoT

Uno de los avances de la revolución digital que no podemos pasar por alto es el internet de las cosas, puesto que ya está teniendo un impacto generalizado en los servicios de salud. Este fenómeno consiste en que ciertos aparatos puedan intercambiar información mediante una base de datos sin que sea necesario que un humano los conecte.

No se ve de primera mano, pero esto es de gran uso para todos los aparatos utilizados en el servicio médico y podría ser un fenómeno que revolucione la forma en la que opera el sector salud en general.

 

IoMT

Así pues, el internet de las cosas médicas (IoMT, Internet of Medical Things) —a través del que se crean redes de información en las que se concentran todo tipo de datos sobre nuestros pacientes— irá tomando más importancia en el transcurso de las próximas décadas, volviéndose un aliado invaluable para todos los que nos dedicamos al medio de la medicina.

De hecho, el internet de las cosas médicas ya cumple con un papel importante para una gran parte de los servicios de salud, incluso en países en vías de desarrollo. Una de las principales funciones del IOMT es el monitoreo de pacientes con condiciones crónicas, puesto que a través de la conexión de aparatos de uso personal con aplicaciones de software y bases de datos médicas, se logra establecer un modo óptimo de intercambio de información  entre pacientes y cirujanos. Esto nos permite agudizar nuestros diagnósticos y además reduce el número de consultas y de estudios a los que se tienen que someter nuestros pacientes.

Otra gran función que tiene el internet de las cosas médicas es la de poder dar aviso de la aparición de padecimientos genéticos en pacientes con familiares malestares crónicos.

A través de la conexión de distintos objetos de uso diario con ciertos instrumentos médicos, se puede garantizar el monitoreo constante del estado de salud de los pacientes, y por lo mismo, se puede detonar una alarma en caso de que estos aparatos lean síntomas sospechosos y que deben de ser atendidos a la brevedad.

Esto, a la larga, será un gran beneficio pues permitirá la detección oportuna de padecimientos que pueden aparecer de una manera muy discreta y causar enormes estragos en la salud del paciente si no son descubiertos a tiempo.

 

Ecosistemas médicos digitales

Existen más de 500 000 aditamentos tecnológicos hoy en día que tienen funciones exclusivamente médicas. Sin embargo, sus usos son demasiado diversos, y muchas veces, el error humano puede llevar a problemas de lectura al momento de realizar transcripciones o de interpretar información.

El internet de las cosas médicas reduce los márgenes de error en el intercambio de datos y busca que se mantenga la salud de los pacientes por encima de lo común.

A la larga, se espera que el IoMT crecerá en un ecosistema digital conformado por la información compartida por objetos médicos de toda índole: desde escáneres de resonancia electromagnética hasta aplicaciones móviles de monitoreo médico para teléfonos inteligentes. Y mientras más se normalice el uso de estos objetos, estamos seguros de que se podrá evitar mucho sufrimiento innecesario para un sinfín de pacientes.

No debe de menospreciarse la importancia del internet de las cosas médicas. El hecho de que todos los aparatos de revisión médica puedan compartir sus lecturas con bases de datos digitales representa una ayuda invaluable para los cirujanos. Además de esto, si la inteligencia artificial entra en la ecuación, pronto será el momento en el que programas facultados en machine learning puedan utilizar la información recopilada por el IoMT para funcionar como aliados indispensables en la medicina preventiva.

Ya ha habido un incremento inusitado en el número de aparatos médicos que pueden generar, recolectar, analizar, y transmitir información de la salud de los pacientes a bases de datos digitales. Ahora, debemos de encontrar la manera en la que esta interconectividad de los objetos se traslade a una práctica médica igual de evolucionada. El sector salud avanza y debemos de crecer a la par de él.

 

The Surgery Hub

En México, se ha creado una organización educativa cuyo objetivo es ayudar a establecer los estándares más altos en las prácticas quirúrgicas, para reducir costos en el sector salud a través de la práctica de la cirugía segura, en lo cual interviene desde recurrir a procedimientos quirúrgicos de mínima invasión como minilaparoscopía, hasta la introducción y normalización en la práctica médica de uso de redes sociales para el cirujano, Big Data en salud y el internet de las cosas médicas. Sobre todos estos temas habrá webinars de los que puedes ir enterándote en su página web: http://thesurgeryhub.com/

Compartir

Comentarios

comentarios