Compartir

Hoy teniendo la suficiente iniciativa de buscar un tema a profundidad podemos literalmente destruir nuestro nulo conocimiento sobre cualquier tema y esto genera las siguientes implicaciones:

Gran conocimiento conlleva una gran responsabilidad

Internet nos da mucho a todos y a todos por igual, infinidad de servicios aparentemente gratuitos y los percibimos con tal. Sin embargo, en este tema me sale el abogado que parcialmente fui y recuerdo la reflexión de “la importancia en el balance entre derechos vs obligaciones”. No es lo mismo ser ignorante en la época en la que no existía la imprenta, cuando los libros eran sumamente caros y solo algunos privilegiados podían tener acceso al conocimiento.

Recuerdo la época en la que las grandes ideas estaban sujetas a grandes genios aislados, incluso con cierta limitación a espacios geográficos. La época en la que se creía que “algunos nacían con estrella y otros estrellados”. El poder del conocimiento estaba bajo el régimen de la suerte y la burguesía.

Hoy Internet en México es verdad que solo llega al 40 por ciento de la población, pero si observas un poco el precio de un libro usado, el precio y disponibilidad de un “café Internet” podemos decir que la mayoría de la gente puede tener acceso al conocimiento aun cuando no sea vía Internet.

Con más información disponible ¿somos más intelectuales o más ignorantes que antes?

Nicolás Corr, argumenta que la gente al estar tan expuesta a tanta información se satura fomentando que la persona promedio sabe “mucho de todo” y “específicamente de nada”.

Abundancia de Superficialidad

La verdad es que ser superficial como estilo de vida es bastante cómodo, lo cual se asemeja a caminar por la vida con los ojos cerrados y de vez en cuando abrirlos en búsqueda de confirmar ”lo que crees ya conocer”.  Las redes sociales son excelentes herramientas de información pero no de información profunda y detallada. La mayoría de las personas que hace “Re-Tweet” no nos tomamos la molestia de leer el contenido que están avalando con su usuario.

Responsabilidad de ser autodidactas

Ser autodidacta no es cómodo y tampoco te lo enseñan en la mayoría de las escuelas. Asistir a la escuela, diplomados, seminarios es excelente para aprender y de hecho deben de ser tiempos de inversión para ser inspirado y poder conocer lo que te apasiona, ponerte metas y encaminarte a crear tu propio camino de aprendizaje, siempre bajo la influencia de las personas pero nunca dependiente de ellas.

Hábitos de administración de Información

Hay tanta información, que debemos de comenzar por aceptar que NO debemos de estar enterado de todo, sino sólo de lo que más nos interesa, con esto puedo recomendarte los siguientes puntos:

  1. Selecciona un tema que verdaderamente te apasione, un tema que pueda proyectar tu esencia para con los demás.
  2.  Habilita un espacio para escribir tus ideas, observaciones (puede ser una libreta, tu celular, una app como Evernote, etc.)
  3. Crea tu blog, hay muchas plataformas. Yo principalmente recomiendo Posterous.com.
  4. Escribe por lo menos una vez a la semana aparte de tu actividad en las redes sociales.
  5. Invierte en tu propio acortador, con plataformas como www.bit.ly

Genera contenido, tú eres el contenido

El conocimiento cambia a las personas, tu legado

¿Viste la película de “Inception“? Cuando tienes claro el poder de las ideas y entiendes que una idea tuya puede aportar a una persona y cambiarle la vida, surge en tu interior una especie de convicción “periodística” de compartir lo que te convence que vale la pena conocer.

  • Decide no ser Ignorante
  • Identifica en qué eres ignorante, lo que más necesitas saber, lo que más te limita por no dominarlo y aplícate. Mr. Google con mucho gusto te espera.

#wearethemachine

Compartir

Comentarios

comentarios