Compartir

Las aplicaciones de vídeo conferencia se están convirtiendo en una herramienta de trabajo imprescindible. La verdad es que han sido unas grandes aliadas desde sus comienzos, ayudando a pequeñas empresas a ofrecer sus productos o servicios a miles de kilómetros, pudiendo mantener relaciones más personales entre los interesados. También han servido para captar talento a distancia. Pero, hoy, debido a la situación de medidas sanitarias en las que nos encontramos con motivo del Covid- 19, aunque estemos muy cercanos, nos vemos en la obligación de realizar entrevistas y reuniones de trabajo por este canal.

 

Anabel Conesa Zamora, directora de Recursos Humanos en Spain Business School, te da las claves para que tu próxima entrevista de trabajo por Skype, Zoom, Meet… cause una buena impresión al entrevistador.

 

Una entrevista de trabajo es una cosa seria, sea presencial, telefónica o por videoconferencia, ya que de ella depende que seamos contratados, o no, en una empresa. Así que lo primero, y antes de acudir a la entrevista, lo que tenemos que hacer es preparárnosla: conociendo nuestras fortalezas, dando respuesta a posibles preguntas que nos hagan, informándonos sobre la empresa y el puesto demandado.

Por supuesto, prepárate como si fuesen a realizarla de manera presencial: asead@, vestid@… Y sé puntual. Es mejor que esperes tú cinco minutos ante la pantalla a que cuando llegues ya hayan abandonado la reunión por tu tardanza.

 

Vamos a ver algunas recomendaciones para que, si la entrevista se desarrolla por videoconferencia, te salga genial:

 

  • Lo primero que debes controlar es tener una buena conexión a Internet. Si el lugar donde piensas realizarla no tiene buena conexión es mejor que busques una opción B desde la que poder hacerlo sin cortes.
  • Si puedes realizar la entrevista desde el lugar deseado, por ejemplo, tu casa, busca el escenario adecuado. La pantalla te va a enfocar a ti, pero también el espacio que te rodea. Busca un fondo neutro, ordenado y bien iluminado. También es importante que sea un lugar tranquilo, ajeno a ruidos externos. Si convives con alguien avisa de que guarden silencio durante ese tiempo y que no merodeen mientras la estás realizando.
  • El dispositivo desde el que hagas la entrevista debe de estar apoyado en su sitio fijo, para que no se mueva en tus manos. Lo recomendable es que, una vez escogido el sitio, hagas una prueba con alguien para que compruebes que se te ve y escucha bien y que el enfoque es el adecuado.
  • Mantén una posición corporal apropiada, de respeto, implicación e interés. Los reclutadores van a tener una posición corporal correcta, así que no vayas a poner los pies sobre la mesa o los atiendas tumbado en la cama.
  • Ten en cuenta que, en muchas ocasiones, el sonido llega con un poquito de retardo, así que no te lances a responder y procura respetar los turnos de palabra.

 

El esfuerzo por entender a una persona a través de una videoconferencia es mayor que en un cara a cara, ya que no se perciben todas las señales del lenguaje corporal. No es algo de lo que nos demos cuenta mientras la estamos realizando, pero los estudios demuestran que hacemos mayor esfuerzo por comprender a la persona que tenemos enfrente, así que no le pongamos las cosas difíciles al entrevistador. Mantén una actitud positiva y relajada y habla pausadamente para que te entiendan.

Una vez que la finalices, no te olvides de dar las gracias, aunque la entrevista no haya salido todo lo bien que tú esperabas (nunca se sabe qué respuesta vamos a obtener).

 

Si puedes, graba la entrevista para que puedas verla más tarde. Es una manera de que te puedas “criticar” para mejorar en lo que no te guste de ti.

Compartir

Comentarios

comentarios