Compartir

Spain Business School es una escuela de negocios nativa digital (2013), que arranca en pleno auge de demanda de perfiles digitales para cubrir puestos en las empresas: community manager, estrategas online, publicistas digitales, expertos en eCommerce, expertos en Big Data, en Analítica Web, intraemprendedores digitales, etc. Desde entonces, la demanda de perfiles por parte de las empresas es diario y muy variado.

En estos años, SpainBS ha comprobado que ya sea por parte de las empresas, que quieren formar a sus empleados para seguir siendo competitivas, o por parte de los trabajadores, que no quieren quedarse obsoletos y quieren mejorar su empleabilidad, casi el 70% de las personas que deciden estudiar un programa de postgrado ya están trabajando, mientras que el resto son alumnos que o bien acaban de finalizar sus estudios y quieren seguir con su proceso de formación, o bien son personas que no llevan mucho tiempo en desempleo o vienen de otros países, dejando allí sus trabajos, para venir a formarse en competencias digitales. De estos últimos, principalmente son de países de Latinoamérica que ven en Europa una oportunidad para adquirir dichas competencias, y principalmente en España, en donde no encuentran la barrera del idioma.

La Obra Social SpainBS es una institución independiente, pero coordinada con Spain Business School  y entre ambas se encargan de la Bolsa de Trabajo de sus alumnos y alumni. Hoy entrevistamos a Carmen Luna, directora de la Obra Social de la escuela.

¿Cómo funcionan las prácticas en Spain Business School?

Carmen Luna – Existen diferentes programas para poder realizar prácticas en empresas. Antes de nada, hay que aclarar que nuestras prácticas son extracurriculares y, por lo tanto, solo las realizan aquellos alumnos que nos lo solicitan.

En 2019 el 67% de nuestros alumnos estaba trabajando y el 33% restante hizo prácticas. Un 40% de los alumnos que hicieron prácticas el año pasado se quedó con contrato en la empresa. Las formaciones más solicitadas fueron Informática, ADE, Marketing y Diseño.

Hemos analizado también los resultados finales de Ayudas al estudio en 2019, de los que tenemos la gran satisfacción de afirmar que las prácticas les han reportado a los alumnos, por este concepto, casi un millón de euros, equivalente de unos 1.500 meses de prácticas entre todos los alumnos.

Existen diferentes programas para poder realizar prácticas por estudios en las empresas. Por un lado, están los Programas de Desarrollo Profesional (PDP), que los alumnos los cursan en modalidad online y permiten realizar prácticas durante 3 o 6 meses, según el programa que escojan. La Obra Social beca directamente estos programas para facilitar el acceso de los más jóvenes al mercado laboral.

Para realizar prácticas de estudios en empresas es necesario estar matriculado en una formación que tenga que ver con el ámbito en el que las van a realizar.

Por otro lado, están los programas de postgrado: programas superiores, los expertos universitarios y los másteres, que permite a los alumnos realizar prácticas en empresas por un periodo de 6 o 12 meses.

¿Han podido analizar los resultados de estos 4 primeros meses del año debido a la situación de confinamiento y parón de muchas de las empresas por motivo del Covid-19?

Carmen Luna – En febrero inició la primera edición del 2020. De todos los alumnos que se incorporaron, el 74% está trabajando, un 13% está haciendo prácticas y otro 13% están en procesos de gestión de NIE, haciendo entrevistas o en espera de que pase la crisis sanitaria para poder incorporarse de nuevo a las prácticas.

¿Durante el confinamiento por motivo del Covid-19 se han producido cambios en el ritmo de las prácticas?

Carmen Luna – Sí, evidentemente. La gran parte de los alumnos en prácticas han tenido que sumarse al sistema de teletrabajo.

Además, se han producido algunas suspensiones en prácticas, pero también nuevas altas o renovaciones de otras.

¿Cómo mejora la empleabilidad de sus alumnos con las formaciones recibidas?

Carmen Luna – Insisto en que las prácticas son voluntarias, por lo que los datos sobre empleabilidad del total de alumnos no coinciden con los que solo realizan prácticas, ya que hay alumnos que están trabajando y no realizan prácticas, pero sí que consiguen escalar en sus empresas o cambiarse a otras empresas que les reportan mayores beneficios profesionales.

En cuanto a los que realizan las prácticas de nuestros programas de postgrado, casi la mitad (43,7%) de estos estudiantes al finalizar las mismas y el máster o programa superior consiguen su contrato con la empresa.

De los que no han conseguido quedarse en la empresa en la que realizaron las prácticas, el 85% obtiene un trabajo en los siguientes 6 meses y en menos de 18 meses el 100% de los alumnos ha encontrado un trabajo relacionado con la especialización que hayan cursado.

¿Cómo conectan a los alumnos con las empresas?

Carmen Luna – Depende del caso. En muchas ocasiones son los alumnos los que tienen una empresa con la que quieren firmar un convenio y simplemente tenemos que firmar ese convenio por ambas partes.

En otras son las empresas las que nos demandan los perfiles y nosotros les enviamos a los candidatos que mejor encajan en esa posición. No se trata ni de “quemar” a la empresa con un envío numeroso de candidatos que no encajan con la petición, ni al alumno a que haga muchas entrevistas, pero su perfil no sea el demandado y le vayan a rechazar.

Si hay alguna empresa que quiera firmar un convenio con ustedes ¿qué tienen que hacer?

Carmen Luna – Pueden ponerse en contacto con nosotros a través de practicas@spainbs.com o en el número de teléfono 91 7191000

Las prácticas empresariales son un complemento para la formación académica de los alumnos, aportándoles una visión más amplia y completa sobre el funcionamiento y las tareas en las empresas.

Compartir

Comentarios

comentarios