Compartir

En 2019, Baja California Sur rebasó los 4 millones de visitantes, un cuarto de millón más que 2018, derivado de su excelente oferta turística, el ambiente cálido que brinda su gente y sus servicios de primer nivel. En 2020, el estado promueve un crecimiento económico interior y equilibrado, que favorece al desarrollo regional, eleva el bienestar de las familias y refuerza su potencial turístico, así como su liderazgo internacional.

Luis Araiza, Secretario de Turismo, Economía y Sustentabilidad del Estado, señaló que el Gobierno de Carlos Mendoza encabeza un esfuerzo conjunto con los diferentes niveles de Gobierno, empresarios y prestadores de servicios, para seguir consolidando el potencial turístico de BCS a través de inversiones que agregan valor a la oferta para los visitantes e incrementan la derrama económica que favorece a los locales: “Para nosotros es fundamental que el crecimiento de la actividad turística vaya aparejado con un desarrollo regional que se refleje en mejores horizontes de desarrollo para las familias a través de nueva infraestructura de beneficio colectivo”, indicó.

Y es que Baja California Sur es uno de los estados más importantes para el turismo mexicano al contar con destinos competitivos como Los Cabos, La Paz y Loreto, poseedores de una riqueza natural incomparable y una oferta integral de servicios para los visitantes nacionales e internacionales.

En estos sitios, los visitantes extranjeros representan el 67.6% del total, concentrándose principalmente en la zona de Los Cabos. En contraste, las ciudades de La Paz y Loreto constituyen el destino predilecto de vacacionistas nacionales.

Además, la actividad turística de BCS crece y se diversifica con base en la infraestructura turística para brindar experiencias inolvidables en segmentos como el turismo de cruceros, visitantes en Yates y el turismo de negocios entre otros, lo que convierte a esta actividad en fuente generadora de divisas y de empleo que contribuye de forma sostenida y equilibrada al crecimiento de nuestro estado.

El esfuerzo y la estrategia turística del gobierno de BCS, entrega un crecimiento de 6.5% anual, por encima de la media nacional; sólo en cruceros, el crecimiento es de 18.5%. En materia económica, el PIB sudcaliforniano creció más de 17% como resultado de políticas públicas que atraen inversión y que genera más y mejores empleos. De hecho, el estado es el segundo con la menor cantidad de gente en situación de pobreza, según CONEVAL, además de que la entidad registra las menores tasas de incidencia delictiva. “Son cifras que dan confianza a turistas, inversionistas y especialmente a la gente de Baja California Sur”, dijo Araiza.

INFRAESTRUCTURA PARA EL BIENESTAR

Para Araiza el dinamismo del sector turístico detona en una mayor actividad económica, favoreciendo el crecimiento de diversos sectores como el inmobiliario, comercial y de servicios, siendo generadores de empleos que representan ingresos para las familias mejorando su calidad de vida. “En el Gobierno del Estado estamos comprometidos en seguir creando mejores condiciones para la llegada de inversiones turísticas que al tiempo que fortalecen las ventajas competitivas para el arribo de visitantes, beneficien a las zonas cercanas a los sitios donde se encuentran los atractivos turísticos” explicó el titular de SETUES.

De acuerdo con Luis Araiza, las obras que el Gobierno del Estado impulsa en materia de movilidad urbana, infraestructura social y de servicios básicos, mejoran el día a día de los habitantes de las zonas turísticas, la comunicación y el desarrollo de sus actividades productivas.

Compartir

Comentarios

comentarios