Compartir

Por Leonardo Matus, ingeniero de Sistemas de Aruba México, una empresa de Hewlett Packard Enterprise

 

Ya sea por diversión o educación, los eSports están creciendo a pasos agigantados. Los futuros animadores, desarrolladores, ingenieros y diseñadores de productos ponen a prueba sus habilidades de creatividad, resolución de problemas y colaboración a través de los eSports. Muchos jugadores no participan en deportes tradicionales u otras actividades después de la escuela, y el gaming es una excelente manera de involucrarse y pasar el rato con amigos que tengan intereses en común.

En los últimos años la industria de los videojuegos ha sido una de las más dinámicas y registra un crecimiento interesante. Esto se debe a la incorporación de nuevas tecnologías y al creciente interés de deportistas, músicos y personalidades. De acuerdo con The CIU[1] (The Competitive Intelligence Unit), actualmente México cuenta con 72.3 millones de jugadores (5.2% más que el año pasado), abarcando casi la mitad de la población mexicana. Del total de éstos 21.6 millones tienen menos de 16 años, mientras que 10.1 millones tienen entre 16 y 20 años. Por lo tanto, 93% de los mexicanos considerados como “Generación Z” (menores de 20 años) son usuarios de videojuegos.

El desarrollo de la industria ha alcanzado un nivel que ya no se trata sólo de centros de gaming en Estados Unidos, China o Alemania, por poner un ejemplo; ahora, también se ven más y más en nuestros países. De esta manera, los eSports se están volviendo cada vez más populares al punto que las escuelas lo están llegando a incorporar como licenciatura. Crear un espacio de videojuegos en las escuelas puede ser mucho más sencillo de lo que se piensa, incluso comenzando por adaptar un laboratorio de computación ya establecido con PCs para gaming, accesorios y, si acaso, sillas ergonómicas. La gran disyuntiva que habría que enfrentar estaría en la infraestructura con la que cuenta la escuela. Tal vez en algunos casos haya que actualizar la red y conexión a Internet existentes para asegurarse de que los estudiantes competidores tengan la potencia y velocidad que necesitan.

Contar con una infraestructura de TI sólida es un requisito indispensable para el gaming. Los jugadores tienen expectativas muy altas y cualquier retraso de tiempo puede significar perder la gran disputa. En este sentido, Aruba es capaz de proporcionar la sólida base de red que se necesita, con una amplia cartera de redes y seguridad cableadas e inalámbricas, para adaptarse a las necesidades de cada usuario. Esto, con el fin de ofrecer simplicidad y rendimiento operativos. Las escuelas pueden elegir los interruptores que mejor se adapten a sus necesidades, ya sea para apoyar evaluaciones en línea, los eSports o algunas materias que requieran de tecnología.

Ya sea que la escuela esté lista para introducir los eSports o incorporar juegos de aprendizaje en el plan de estudios, los estudiantes de hoy esperan una experiencia tecnológica perfecta.

[1] https://static1.squarespace.com/static/587fdc951b10e30ca5380172/t/5ede857efff2bc46a614a089/1591641472429/The+CIU+Working+Paper-Mexico+Pocket+Classroom+ESP+v32.pdf

Compartir

Comentarios

comentarios