Compartir

Según los resultados, las ventas del pequeño comercio o tiendas de abarrotes cayeron hasta 25 % en el primer semestre de 2015 y se registró el cierre de 30 mil establecimientos, debido al escaso crecimiento económico del país, los impuestos, la inseguridad.

El estudio se realizó del 29 de junio al 4 de julio de 2015 en los estados de Jalisco, Nuevo León, y el Distrito Federal, incluyendo las ciudades de Monterrey y Guadalajara. Los estados más afectados cayeron en promedio 15 % de enero a junio de este año dentro de ellos se encuentran Guerrero, Michoacán, Estado de México, Oaxaca, Sinaloa, Tamaulipas, Veracruz y Nuevo León, entre otros.

“No es un tema de productividad, se trata de que los mexicanos no tienen el poder de comprar para poder mantener su consumo, los clientes no tienen dinero. Eso lo debe entender el secretario de Economía”, mencionó en conferencia Cuauhtémoc Rivera, presidente de la ANPEC.

El directivo agregó que 79 % de los encuestados en el estudio aseguraron haber sido dañados por los impuestos y 32 % dijo haber sido afectado por un acto criminal en esta primera mitad del año. Tras esto, los comerciantes han preferido cerrar sus puertas y operar de manera informal.

“No se trata de ser oposición, debe de haber racionalidad de lo que ocurre en el país, vemos futuro complicado y el discurso que las cosas van a mejorar, estamos queriendo tapar el sol con un dedo”, indicó.

Los productos que lideran las ventas son: refrescos (22 %), cigarros (22 %); Cerveza (20 %) y Agua embotellada (19 %) y los productos que mostraron una caída en las ventas fueron: botanas y frituras (20 %) dulces y chocolates (34 %); pan dulce (23 %) y mientras el 66 % de los tenderos considera la venta de lácteos sigue igual en estos primeros meses del año.

Según datos del Directorio Estadístico Nacional de Unidades Económicas del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI), México alberga un millón, doce mil comercios minoristas de abarrotes, alimentos, bebidas, hielo y tabaco. El 78 % de estas unidades son la única fuente de ingreso para las familias que las operan, según la ANPEC.

El 48 % señala que la causa principal por la cual no se pagan impuestos en México es la corrupción, el 22 % señala que es la desinformación, de igual manera un 22 % señala que la causa es el exceso de trámites y la burocratización.

De acuerdo con el estudio del organismo, el consumo de refrescos no se vio afectado por el impuesto, mientras que las ventas de flanes, dulces y chocolates registraron una tendencia a la baja.

Compartir

Comentarios

comentarios