Compartir
  • El proyecto, que tiene tecnologías de vanguardia, sienta parámetros en materia de digitalización de ferrocarriles en Alemania y Europa.
  • La señalización de alta tecnología mejorará la puntualidad y facilitará la circulación de más trenes sin tener que construir ni un solo metro más de vías. El contrato asciende a unos 127 millones de euros.

 

En el marco del paquete inicial de “Ferrocarriles digitales para Alemania”, Deutsche Bahn equipará a la región de Stuttgart con un sistema de señalización digital (DSTW*), además del sistema europeo de control ferroviario (ETCS*) y operaciones ferroviarias automáticas (ATO*) con maquinista. A fines de noviembre de 2020, Thales ganó el concurso para la implementación de los módulos 1 y 2 del proyecto “Nodo digital Stuttgart” hasta finales de 2025. El contrato, por un valor aproximado de 127 millones de euros, comprende la instalación del sistema digital de señalización, del ETCS, las obras preliminares para implementar las operaciones automáticas en tierra y del sistema de gestión de capacidad y tráfico (CTMS*), una moderna tecnología y sitio de operaciones, más de 6000 marcadores electrónicos de kilómetros (balizas), más de 1300 puntos de recuento de ejes y unas 650 máquinas de puntos.

El proyecto “Nodo digital Stuttgart”, dirigido por Thales, integra el programa “Ferrocarriles digitales para Alemania”, que ampliará hasta un 20% la capacidad de la red ferroviaria. Además, implica una importante asociación de innovación con el cliente para Thales Germany, Deutsche Bahn, en relación con el desarrollo y el diseño conjunto de nuevas tecnologías de vanguardia para el despliegue de la iniciativa “Ferrocarriles digitales para Alemania”.

“El primer nodo digital en Alemania sentará un punto de referencia para otras regiones metropolitanas de Europa en los próximos años. Junto con Deutsche Bahn AG, DB Netz AG, DB Projekt Stuttgart-Ulm GmbH y todos los participantes del programa, es un orgullo para Thales poder ayudar a diseñar el proyecto preliminar para futuras digitalizaciones”, explicó Oliver Dörre, director ejecutivo y director nacional de Thales Deutschland. “Cumplimos todas las condiciones para implementar con éxito este proyecto tan ambicioso. Conocemos muy bien el nodo de Stuttgart gracias a otros proyectos anteriores y ahora esperamos poder colaborar con nuestro cliente al más alto nivel de tecnología para mejorar la oferta para los pasajeros ferroviarios”, continuó Dörre. “Por supuesto, nuestros empleados están muy entusiasmados con este proyecto y orgullosos de poder contribuir con ‘su’ estación”.

A partir de 2025, los trenes de larga distancia, regionales y de S-Bahn en el nodo de Stuttgart recorrerán una red equipada con la última tecnología digital. Además de la nueva estación principal y otras estaciones, las vías con un alcance de más de 100 kilómetros serán las primeras en disponer de tecnología de señalización digital, el sistema de control de trenes ETCS y operaciones altamente automatizadas. Por eso, Stuttgart es el origen y el modelo de digitalización de toda la red ferroviaria alemana, cuya conclusión definitiva está prevista para 2035.

Con el fin de desarrollar el S-Bahn, el proyecto “Nodo digital Stuttgart” también es un paso importante hacia el futuro. En la ruta principal del S-Bahn, el sistema de señalización más moderno de Alemania controlará las secciones de bloque más cortas de la historia, de apenas 30 metros de longitud. Por lo tanto, los trenes S-Bahn viajarán en una sucesión más cercana que en cualquier otro lugar de Alemania hasta ahora. Esto no solo reduce y elimina mejor las demoras, sino que también permite que viajen muchos más trenes que en la actualidad, de manera segura y sin tener que construir ni un solo metro de vías más.

*Sistemas de señalización digital (DSTW)

La base de la digitalización son los sistemas de señalización digital (DSTW). Con enlaces de datos cifrados, un sistema informático sumamente seguro se conecta a los elementos periféricos, por ejemplo, sensores o puntos. Como todo sistema de señalización moderno, un DSTW asegura en particular que los trenes solo entren en tramos de vía vacíos y los puntos estén cerrados en la posición correcta. A diferencia de los sistemas de señalización electrónica (ESTW) que se usaban hasta ahora, el DSTW separa el suministro de energía y los datos. Con fibras de vidrio, se puede implementar casi cualquier distancia entre el núcleo del sistema de señalización y los elementos periféricos. En Stuttgart, inicialmente se está creando un DSTW que controla más de 100 kilómetros de vía. Esto incluye tres de los 21 sistemas de señalización electrónica previstos en el marco del Stuttgart 21 y otros sistemas de señalización tradicionales. Los sistemas de señalización electrónica o digital son la base del ETCS de Nivel 2.

*Sistema europeo de control ferroviario (ETCS)

El sistema europeo de control ferroviario (European Train Control System, ETCS) ha sido todo éxito. Diseñado durante la década de 1990 como “sistema de señalización” uniforme para el tráfico europeo transfronterizo, ahora se utiliza en todo el mundo. En el “nodo digital Stuttgart”, se utiliza inicialmente en su forma de Nivel 2. El tren y la vía intercambian datos continuamente a través de un enlace de radio codificado. En las eurobalizas amarillas, una especie de marcador electrónico de kilómetros en la vía, los trenes determinan su ubicación precisa a intervalos regulares. Gracias a los sensores de distancia y velocidad, con los cuentarrevoluciones de las ruedas y el radar, el vehículo mide continuamente la ruta recorrida y su velocidad. Combinándolos con los datos transmitidos por la vía, incluida la vía despejada delante del tren, la computadora de a bordo del ETCS calcula continuamente el camino despejado delante del tren y la velocidad permitida, entre otros datos. A diferencia de la tecnología de señalización convencional que se usaba anteriormente, en la que los puntos lumínicos de las señales transmiten información comparativamente simple sobre un máximo de dos secciones por delante del tren en un sistema comparable a un semáforo, el conductor recibe una imagen mucho más precisa y continuamente actualizada con el ETCS de Nivel 2. Mientras que con la tecnología convencional de control y seguridad una sección de este tipo suele tener al menos un kilómetro de longitud, gracias al ETCS se puede reducir a cualquier longitud.

*Operación ferroviaria automática con maquinista (ATO GoA 2)

La operación ferroviaria automática (Automatic Train Operation, ATO) se utilizará en el futuro en el nodo digital de Stuttgart con un grado de automatización de 2 (GoA 2). El sistema funciona como una especie de control remoto de velocidad crucero y la vía le indica al tren en qué momento debe estar en una ubicación determinada y el dispositivo del vehículo adapta la velocidad según los datos. En caso de demoras, se aplica la velocidad más alta permitida y durante las operaciones programadas, la velocidad que ahorra más energía. En las plataformas, el ATO permite una parada de alta precisión. El maquinista está a bordo, supervisa el viaje y puede intervenir en cualquier momento. Según ETCS, el ATO facilita viajes de alta precisión, evitando así los retrasos y reduciendo la distancia entre dos trenes.

* Sistema de gestión de capacidad y tráfico (CTMS)

El sistema de gestión de capacidad y tráfico (Capacity and Traffic Management System, CTMS) es un componente central de las operaciones ferroviarias futuras, con el fin de facilitar y perfeccionar el uso de la infraestructura existente, por ejemplo, automatizando las operaciones de aceleración y frenado. Esto amplía la capacidad y mejora la calidad operativa. Con el desarrollo actual, el CTMS se basa en los últimos algoritmos en los campos de la Inteligencia Artificial (IA) y la Investigación de Operaciones (IO).

 

###

Acerca de Thales

Thales (Euronext Paris: HO) es un líder mundial en alta tecnología que invierte en innovaciones digitales y de “tecnología profunda” – conectividad, Big Data, inteligencia artificial, ciberseguridad y tecnología cuántica – para construir un futuro en el que todos podamos confiar, algo vital para el desarrollo de nuestras sociedades. La empresa brinda soluciones, servicios y productos que ayudan a sus clientes – empresas, organizaciones y estados – en los mercados de defensa, aeronáutica, espacio, transporte e identidad digital y seguridad a cumplir con sus misiones críticas, colocando a los humanos en el centro del proceso de toma de decisiones.

Con 83.000 empleados en 68 países, Thales generó ventas de 19.000 millones de euros en 2019 (sobre una base que incluye a Gemalto durante 12 meses).

Compartir

Comentarios

comentarios