Compartir

LG sigue apostando por el mercado de televisores, uno de los aparatos electrónicos que desde hace años ha evolucionado constantemente con nuevos formatos, materiales y resoluciones. Esta semana la empresa surcoreana ha mostrado un panel de tecnología OLED, de un solo milímetro de grosor, capaz de adherirse a la pared.

Según el periódico “The Korea Times”, el nuevo televisor del fabricante coreano, aún en fase de pruebas, es desmontable y se pega directamente en la pared, demostrando así su firme compromiso por las pantallas de gama alta como motor de crecimiento económico.

Yeo Sang-GDeO, jefe de la división de LG Display, aseguró que la empresa aumentará la producción de OLED a partir del tercer trimestre de este año. “Debemos ser capaces de suministrar un volumen satisfactorio a nuestros clientes a partir de julio o agosto, lo que significa que estamos esperando a apretarnos el cinturón de producción”, dijo en rueda de prensa.

Lo novedoso de este panel es que se puede pegar a una pared mediante una alfombra magnética.

La división de LG encargada de la fabricación de pantallas también presentó una pantalla orgánico OLED convexa que se utiliza para la señalización digital al aire libre.

Este movimiento demuestra que cada vez hay mayor interés por las pantallas grandes. La firma, en ese sentido, asegura que lanzarán nuevas pantallas OLED de grandes dimensiones de 99 pulgadas en un año y ha anticipado la investigación en paneles transparentes y enrollables.

Compartir

Comentarios

comentarios