Teenage friends hanging together
Compartir

Por Peyman Mansouri, Territory Manager en Aruba México, una empresa de Hewlett Packard Enterprise

A pesar de que muchos de nosotros experimentamos la vida antes del Wi-Fi, hoy se ha convertido en una parte esencial tanto en nuestra vida personal como laboral. Estar conectados desde cualquier parte del mundo y dispositivo sin estar atados a un cable, de cierta forma nos ha facilitado la vida, pero, por otro lado, en ocasiones cuántos de nosotros nos hemos sentido esclavos; y es que “estar disponibles 24/7” se ha convertido en algo muy común, a tal grado que llega a ser tan abrumador que hay casos de personas que han tenido que recurrir a una “desintoxicación digital” para sentirse mejor.

El Wi-Fi nos ha traído muchas comodidades y beneficios en el día a día: encender o apagar las luces, la televisión o las bocinas en casa tan solo con sensores o con decir algunas palabras; descargar apps en el celular que sin salir de casa y mientras estemos conectados a la red Wi-Fi nos permite pedir comida, transporte, el súper, etc.

Por otro lado, en la parte laboral hoy es casi imposible imaginar un lugar de trabajo sin Wi-Fi, anteriormente se usaban pizarras y otras herramientas para realizar las actividades laborales y mantener la comunicación entre los empleados; hoy la realidad es otra, podemos estar en nuestra oficina, conectar la laptop, tableta y celular a la red Wi-Fi y no importa si nos movemos a una sala de juntas, si queremos despejarnos un poco y decidimos trabajar en el roof garden, mientras estemos conectados, el trabajo continua sin problema.

A 20 años de su nacimiento, echemos un vistazo rápido a los orígenes de la conexión Wi-Fi:

  • En 1997 comunicarse a 2Mbps sin cables parecía un milagro. Una conexión Ethernet por cable de 10 Mbps era mucho más rápida, pero las LAN inalámbricas eran una gran conveniencia.
  • En 1999, los dispositivos móviles realmente se estaban poniendo de moda. Apple presentó el iBook. Fue increíble entrar a una sala de conferencias con una computadora portátil, sentarse y ponerse a trabajar sin buscar un conector Ethernet.
  • En 2003 ya se podía alcanzar una velocidad de datos teórica de 54Mbps, pero alrededor de 22Mbps fue más realista.
  • La movilidad continuó capturando la imaginación de las personas. Apple presentó el iPhone en 2007, y todo cambió; a medida que el número de dispositivos móviles comenzó a crecer, se tuvo que trabajar en la capacidad para ese tipo de dispositivos.
  • En 2007, una de las innovaciones clave fue la entrada múltiple de salida múltiple (MIMO), que permitió el uso de múltiples antenas y dio lugar a aumentos significativos en la velocidad de datos sin la necesidad de mayor ancho de banda o potencia de transmisión.
  • Hoy en la actualidad nos encontramos en la etapa del Wi-Fi 6, y en Aruba estamos muy entusiasmados, ya que su diseño permite maximizar la capacidad y la eficiencia, hasta 4 veces más que su antecesor el Wi-Fi 5. Wi-Fi 6 está diseñado para mejorar el rendimiento en el mundo real, especialmente en entornos abarrotados como centros urbanos, edificios de apartamentos y campus universitarios y corporativos.

Actualmente, de acuerdo a la Wi-Fi Alliance, existen más de 13 mil millones de dispositivos conectados a Wi-Fi; seguramente esa cifra seguirá creciendo y así como en 20 años hemos sido testigos de distintos acontecimientos, estoy convencido que el Wi-Fi seguirá revolucionando nuestra vida y nuestro mundo.

Compartir

Comentarios

comentarios