Compartir

Como personas de negocios y aún más como líderes tenemos a cargo responsabilidades y nuestras acciones generan consecuencias e impacto en todas las áreas como lo son: la financiera, intelectual, social, cultural, emocional, espiritual, ecológica, física, tanto en las industrias que nos desenvolvemos como en la vida de las personas de las que estamos a cargo o tenemos algún contacto con estas. Por tanto como líderes adquirimos un deber y es el cómo influenciamos a otros para un bien.

En este caso hablaremos del papel que tenemos frente a una problemática que nos aqueja a todos los seres humanos “crisis ambiental” y cómo con nuestro liderazgo podemos contribuir dentro de nuestras industrias al consumo responsable a crear conciencia de que no podemos seguir viendo a la naturaleza como un medio de insumo dentro de la cadena de producción, en la que explotamos sus recursos descontroladamente convirtiéndolos en bienes y servicios que son consumidos y finalmente desechados; pues indudablemente el constante uso de contaminantes (gases de efecto invernadero) usados por la actividad humana ha sobrepasado los límites y la naturaleza no ha podido adaptarse de manera correcta, acelerando así el cambio climático. Destruyendo el medio que permite la vida perjudicándonos a nosotros mismos.

De ahí que pensando en ser parte de ese cambio desde 1972 que se realizó la primera cumbre mundial dada en Estocolmo hasta hoy diferentes líderes de todo el mundo científicos, empresarios, actores, educadores, e.t.c.. Se han reunido para delimitar el problema, plantear líneas de acción, buscando cambiar esa actitud frente al medio ambiente de las cuales se han tenido buenos resultados, entre ellos, el poder hablar abiertamente, fomentar e incluir la educación ambiental en la sociedad y obtener regulaciones para las grandes industrias; sin embargo a pesar de todos los esfuerzos esto no ha sido suficiente. Así se evidencia en la más reciente cumbre mundial de acción contra el cambio climático realizada en San Francisco, donde el actor Harrison Ford quien es uno de los mayores activistas que desde el 2014 en su participación en el documental “Planeta En Peligro” ha manifestado su postura a favor del cuidado del planeta, da un apasionado discurso en donde hace un llamado a las personas exclamando “Dejad de dar el poder a quienes no creen en la ciencia”, dando a entender que debemos elegir líderes que crean en la ciencia y comprendan la importancia de proteger la naturaleza, “ellos saben quiénes son, nosotros sabemos quiénes son” da una clara crítica frente a aquellos que no se preocupan o incluso niegan el cambio climático “por su propio interés”, igualmente afirmó que son “las personas las que necesitamos a la naturaleza, y no la naturaleza la que necesita a las personas” invita también a todos a incluir la naturaleza en cada meta sea personal, corporativa, estatal y nacional.

Con lo anterior podemos decir que frente a la problemática ambiental se ha avanzado pero aún no es suficiente debido a que no solo las grandes compañías deben estar comprometidas con esta causa si no también todos los seres humanos quienes finalmente como dice Harrison necesitamos la naturaleza para vivir, es por esto que como líderes de nuestras organizaciones tenemos una gran labor y responsabilidad, no solo dar o recibir educación ambiental de forma intelectual, pues está visto que al tener la información no significa que sea suficiente para que vaya actuar correctamente. El camino es por medio de la concientización que somos parte del problema es mostrarle a nuestro equipo que como miembros que la concientización que nuestro liderazgo de ejemplo con el fin de inspirar a nuestros equipos

El camino es por medio de la concientización que nuestro liderazgo de ejemplo con el fin de inspirar a nuestros equipos, ver y mostrarles que somos parte de problema y de la solución. Ser consciente a favor del medio ambiente significa ver cómo mis acciones pueden impactar, como mis decisiones de consumo y de desperdicio están afectando al medio ambiente, es una decisión personal, si quiero separar lo inorgánico a lo orgánico o si puedo ir más allá que la reglamentación me impone. Cambiar de actitud frente al medio ambiente es un deber como seres humanos y cuando muchos cambiemos esa actitud vamos a lograr una masa de personas actuando correctamente.

Los determinantes de la demanda ya no son únicamente el precio y la calidad, que una empresa cuente con un programa de responsabilidad ambiental también me mueve a consumir sus productos por tanto si una empresa empieza a ver que para los consumidores esto es importante, ellos en consecuencia van actuar también de esa manera de tal forma que esas pequeñas acciones individuales decisiones que todos podemos empezar a tomar se convierten en una gran solución colectiva en ambos lados del espectro.

Finalmente los invito a ser parte de este cambio, la solución no es detener el desarrollo pues siempre vamos a buscar satisfacer tantas necesidades como podamos y por tanto explotar consumir y desechar el problema no está en que hacemos, el problema esta en como lo hacemos, cuando yo consumo como lo hago, cuando yo desperdicio como lo hago y cuando lo hace una industria como lo produce y como lo explota, hemos de pensar entonces en desarrollo pero en desarrollo sostenible un desarrollo que satisface las necesidades de la población pero toma en cuenta la viabilidad ambiental.

Finalmente quiero terminar dando un reconocimiento a solubag.cl empresa chilena que creo bolsas no contaminantes que se disuelven en agua, son un ejemplo de cambio y demostración que se puede crear industria sin dañar la naturaleza.

Fernanda Hurtado es CEO de Richten y Team Metodología y Programa Humatica
Es Ingeniera Industrial, especialista en Estrategia y Liderazgo.
Colombia

 

 

Compartir

Comentarios

comentarios