Compartir
  • Campus Automation aplica los avances en arquitectura de red, administración de redes y tecnologías, herramientas y técnicas relacionadas para mejorar la confiabilidad, seguridad, desempeño y costo-efectividad de las redes organizacionales en todo el mundo.

Ciudad de México a 25 de septiembre de 2017.— Extreme Networks, Inc. (NASDAQ: EXTR), anota los principales desafíos a las operaciones de red en el mercado cuando se trata de soluciones centradas en la automatización de campus avanzada y efectiva que son los predecesores de los procesos de Transformación Digital.

 

En una industria continuamente definida por la innovación, el reciente anuncio de Extreme Networks de Campus Automation es uno de los avances más significativos en la red de campus e incluso para TI en general. Por primera vez, todas las tecnologías, productos, procedimientos, servicios y apoyo esenciales se agrupan e integran en un paquete único y completo, que ya está produciendo un rendimiento notablemente mejorado, seguridad y confiabilidad para las redes de misión crítica a través de los mayores entornos organizacionales.

 

La automatización misma siempre ha sido un elemento importante en muchas tecnologías, mercados y aplicaciones. Lo más familiar, por supuesto, es la automatización en forma de robots que realizan tareas mecánicas en entornos repetitivos e incluso peligrosos. Los conceptos y la ejecución detrás de la Inteligencia Artificial y el llamado “machine learning” son desarrollos más recientes, que permiten soluciones sofisticadas basadas en computadoras que pueden, en un número creciente de aplicaciones, aumentar e incluso reemplazar la participación humana en complejos problemas; desde la visión de la máquina y el reconocimiento de patrones hasta cómo vamos a ampliar muchos elementos de las operaciones de red.

 

El objetivo aquí es hoy esencial para las organizaciones de todo el mundo: Campus Automation aplica los avances en arquitectura de red, administración de redes y tecnologías, herramientas y técnicas relacionadas para mejorar la confiabilidad, seguridad, desempeño y costo-efectividad de las redes organizacionales en todo el mundo.

 

Más importante aún, Campus Automation ya está más allá de la zona de mero interés e investigación. En cambio, se ha convertido en un imperativo como la red de hoy es, por analogía, el sistema circulatorio de la organización. La información es de hecho muy parecida a la sangre –si no puede llegar a donde necesita ir, a menudo resulta un daño, y si se filtra, la seguridad esencial y la integridad, probablemente están en duda. Pero ahora es posible, incluso a medida que las demandas en las redes continúan creciendo, operar y administrar redes de gran escala con menos esfuerzo y riesgo de lo que era posible antes, gracias a Campus Automation de Extreme Networks. Las claves aquí son redes basadas en Fabrics, administración de redes centrada en políticas, administración unificada de la red y profundos y analíticos avanzados.

 

Motivaciones para la aceptación de la Automatización del Campus

Las crecientes redes, limitados presupuestos de TI y constantes amenazas a la seguridad mantienen a muchos administradores de redes y TI, despiertos por la noche. Los principales desafíos a las operaciones de red son bastante claros:

 

  1. Aumento de la demanda – Un número cada vez mayor de usuarios, dispositivos (y a menudo múltiples dispositivos simultáneos por usuario) y una gama muy amplia de aplicaciones con restricciones de banda ancha y/o limitadas en el tiempo, son los principales impulsores de crecimiento de la red. Nuevas aplicaciones e iniciativas, incluyendo Internet de las Cosas (IoT), movilidad y despliegues móviles, TI centrada en la Nube, seguridad mejorada (al borde de la red e incluso en dispositivos), análisis en tiempo real para entender los problemas y detectar tendencias, Inteligencia Artificial y “machine learning” para maximizar la productividad, e incluso realidad aumentada y virtual, también colocan tensión y señalan defectos en redes inadecuadamente aprovisionadas, mal arquitectadas o simplemente obsoletas.

 

  1. Reducir el tiempo para la solución – Las redes pueden consumir más que una cantidad considerable de tiempo y esfuerzo en planificación de necesidades, diseño, configuración y despliegue de red, administración operativa y nuevas instalaciones, ampliaciones de cobertura y capacidad, reconfiguraciones, movimientos/agregados/cambios y, por supuesto, actualizaciones para hacer frente a las crecientes demandas de tráfico y volúmenes de usuarios/dispositivos /aplicaciones-tráfico.

El número frecuentemente significativo de diversos elementos necesarios en una instalación, tanto de hardware como de software, demandan tiempo significativo del personal y pueden consecuentemente tener un impacto adverso en los gastos operativos (OpEx), ya que OpEx ha sido, históricamente, mano de obra intensiva. La solución, sin embargo, es ahora fácil: mejorar la flexibilidad de la red y la productividad del personal de operaciones, ambos beneficios clave de Extreme Campus Automation.

 

  1. Administración de la complejidad – Con demasiada frecuencia, la fragmentación, la estrategia de crecimiento, históricamente aplicada en la evolución de la red organizacional da como resultado demasiadas herramientas, procedimientos y técnicas en el trabajo, excluyendo la capacidad de respuesta rápida, la productividad óptima del personal de operaciones y el grado de precisión y eficiencia requeridos para mantener a los usuarios finales productivos. Un objetivo clave aquí debe ser, por supuesto, reducir el número de “partes móviles” requeridas para construir y operar cualquier red de campus, a través de la automatización y consolidación de funciones en arquitecturas aprovechando esa automatización.

 

  1. Optimización de la seguridad, confiabilidad, resistencia e integridad – Dado que no existe una seguridad absoluta, los operadores de red deben mantener una vigilancia constante sobre su infraestructura. Si bien es necesario, esto es casi imposible con las redes tradicionales, dado el número de elementos físicos requeridos administrados por separado. Una estrategia más integrada, basada en el concepto de una red Fabric, puede proporcionar un mayor grado de seguridad continua, con la característica inherente de este tipo de estructura. Lo mismo ocurre con la mejora de la integridad y la confiabilidad en general, así como en la creación de redes que eliminan puntos individuales del fallo –lo más reciente en resiliencia para el éxito organizacional de hoy.

 

  1. Reducción de costos – Por último, como se señaló anteriormente, los gastos operativos de la red aumentan con la complejidad, por lo que la interoperabilidad tradicional puede tener un importante inconveniente financiero. Es posible construir redes tradicionales que, al ejecutar correctamente y de manera óptima, realizan su trabajo –desafortunadamente, a menudo conllevan gastos de operación tan altos que el costo se convierte en el factor primordial que inhibe la evolución de la red del campus.

 

Afortunadamente, ahora es posible abordar todos los problemas y preocupaciones anteriores y Extreme Networks, una vez más, lidera el camino con soluciones centradas en la automatización de campus avanzada y efectiva que son los predecesores de los procesos de Transformación Digital.

Compartir

Comentarios

comentarios