Compartir
  • La red social de Mark Zuckerberg informó hace unos días que añade una función a su feed, bajo el nombre de Facebook Stories. Se trata del formato efímero que popularizó Snapchat y que consiste en compartir fotos o videos enriquecidos con filtros, efectos, marcos y stickers, mismos que desaparecen luego de ser vistos si se mandan a una persona en particular o en 24 horas, si se publican para todos los usuarios.

 

La empresa ya había replicado el concepto con las muy exitosas Instagram Stories, mientras que WhatsApp incorporó los Estados a partir de la misma idea, pero ahora por fin la lleva a su aplicación principal. Tras muchos meses de pruebas en países como Irlanda y Brasil, el propio Zuckerberg probó Stories aplicando sobre su foto un filtro que hace que aparezcan sobre la imagen manchas de pintura. El director de marca en Facebook, Connor Hayes, dijo esta semana que es una idea iniciada por Snapchat y que ellos retoman el descubrimiento de que la gente quiere compartir fotos y videos en las redes sociales a través del formato Stories.

 

Esta nueva función ya está disponible en México: desde un celular iPhone o Android, al abrir la App actualizada aparece en la parte superior una flecha que dice “Direct” y luego globos de fotos y videos que hayas subido (“Tu historia”) y los que hayan subido tus amigos. Dando click en “Direct” puedes acceder a la función y personalizar tanto fotos como videos, al añadirles efectos animados o máscaras, además de varios tipos de filtros.

 

Me llaman la atención varias cosas, pero destaco cuatro en especial de este clon de Snapchat, que resulta revelador:

  1. Facebook sigue apostando por abarcar el mayor número posible de grupos demográficos, mientras Snapchat es sin duda una red de adolescentes. Es decir que, en ese aspecto, Zuckerberg puede ser el vencedor final de la feroz lucha entre Facebook y Snapchat.
  2. La nueva función continúa con la lógica de no mostrar las publicaciones en orden cronológico, sino según un algoritmo que destaca las de los amigos más cercanos del usuario. Es decir, la prioridad sigue siendo personalizar la experiencia.
  3. Contra todo lo que la mayoría pensaba hasta que apareció Snapchat, los contenidos perecederos gustan. Funcionan. Quizá su atractivo radique en el concepto de “aprovecha el hoy” o YOLO (You Only Live Once), tan enraizado en nuestras mentes y, en especial, en las de la generación Millenial.
  4. En el mundo de hoy, ser original importa cada vez menos. A Facebook no le hace mella reconocer que está copiando abiertamente a su competidor. La consigna parece ser: si una idea de tu competidor es atractiva para tu cliente, no tengas reparos en replicarla.
Compartir

Comentarios

comentarios