Compartir

Para nadie es un secreto el que en nuestro país exista la corrupción, va desde multas, hasta darle dinero a un juez para que un juicio salga a tu favor, o incluso la compra de una cédula profesional. Todo aquello que manipule la justicia o un proceso a favor propio afectando a otros puede ser considerada soborno.

En los altos mandos de las empresas y política, existen muchos negocios de este tipo, muchas veces el denunciar no es suficiente, ya que con un poco de efectivo se puede llegar a comprar el silencio de algunas autoridades, eso cambió con la llegada de las redes sociales, en el pasado era difícil hacer llegar todos los casos al dominio público por medios convencionales, debido al alto costo de los mismos. Hoy en día la gente tiene la herramienta más poderosa en el tema de difusión al alcance de sus manos “EL INTERNET”.

Con esta herramienta se puede ejercer presión ante las autoridades, ya que, al dar a conocer una situación, se debe llevar un seguimiento más limpio debido a que se vuelve de interés social. Desde el surgimiento de este medio se han dado casos como “Lady Telecom, El amparo recientemente cedido a los Porkis, La Casa de la Primera Dama”, etc.

Actualmente muchos despachos legales cuentan con el contacto de agencias digitales para ejercer presión en los casos más difíciles, esto con la finalidad de que se facilite el proceso y sea lo más justo posible. Varios oficiales han sido despedidos por tratar de lucrar con su poder y también varios miembros del poder Judicial han podido deslindarse de falsas acusaciones debido a las mismas, tan fácil como decir que hoy en día una decisión del Presidente de los Estados Unidos de Norte América, en ocasiones se da a conocer en redes sociales primero que en cualquier otro medio.

Compartir

Comentarios

comentarios