Twitter
Compartir

Inicialmente las redes sociales tenían el fin de hacer que sus usuarios mostraran su trabajo para crear un centro de intercambio profesional, o la finalidad de compartir con amigos y familiares experiencias y expresar los sentimientos, hoy en día eso quedó atrás.

La búsqueda de la aceptación social rige el mundo, el tercer nivel de la pirámide de Maslow se volvió el primer peldaño de las redes sociales, los likes pasaron de un mensaje casual a volverse cuestión de ego.

¿Cuántas veces no te ha pasado que alguien por Inbox o cualquier otro tipo de mensaje te pide un Like solo para acumularlos?

 

Lipovetsky habla de la etapa recién finalizada como una etapa vacía, hedonista donde se pone a prueba lo efímero de la cordura humana, se dice que cada quien tiene sus meta relatos (ideales y principios). Pero por más grandes que sean estos, todo el mundo tiene un precio y es que, ¿cuántas personas no hemos visto poner sus principios de lado por fama o dinero?

Básicamente aquí surge la línea utópica en donde muchos sociólogos piden que vuelvan los grandes relatos (las buenas costumbres y moral para todos), cosa que la sociedad adulta apoya, pero pocos jóvenes están asociados con la idea.

 

Los medios de comunicación masivos proyectan la idea perfecta de la premisa actual, el “súper yo” diría Freud, sin embargo, ¿es lo correcto?. La tazas de vigorexia, bulimia y anorexia están en los cielos, “La Era del vacío” nos dice que estas son enfermedades contemporáneas, que surgen para buscar el reflejo del espejo mediático social. Finalmente todos queremos ser aquel o aquella modelo que muestra una vida perfecta y estereotipa la autorrealización en la posibilidad de adquisición. Ya que los sentimientos no se pueden ver en los medios, estos llevan el éxito que es una figura ambigua y la solidifican en una bolsa A+, creando un silogismo  entre éxito, fama y dinero.

 

Banksy 'Mobile Phone Lovers'

 

Todo esto ha llevado a la sociedad a buscar la aceptación en números masivos. La sociedad busca la equidad de pensamiento ante una publicación, hoy en día tiene más difusión un mensaje que inicie con “Like si también te pasa”, que uno que te invite a estudiar o conocer, antes los espectadores eran eso, espectadores, hoy en día ya son parte del sistema inmediato de Feedback.

 

La publicidad ha sido siempre una línea difusora básica para el triunfo, ¿quién compra algo que no sabe que existe? 

Es básico dar a conocer,  anteriormente todo se difundió en tele y radio, en medio publicitarios ATL (Above The Line), pero la creatividad humana fue implementando nuevos tipos de popularización BTL (Below The LIne), entre ellos la publicidad en redes sociales, hoy en día checas tu Facebook o Twitter y mínimo recibes 5 invitaciones de consumo.

 

Twitter surgió como una red social totalmente enfocada a conseguir empleo y compartir logros y proyectos profesionales. Al parecer alguien no hizo un buen estudio de mercado, porque lo que realmente necesitaba el mundo, era un lugar donde crear un personaje alterno al real, para más tarde ser famoso por algo que ni de chiste se diría en sociedad, y es que si dijéramos lo que escribimos en Twitter, hace mucho que habríamos sido apedreados y quemados en una plaza pública.

 

Freud y Karen Horney apoyan la teoría de que cuando alguien no se expresa de frente habla más abiertamente, ya no hay un gesto de desapruebo o afinidad a lo dicho, sólo un FAV o un Retweet.

 Ya no hay límites, la sociedad se ha desensibilizado, logrando reírse de todo, Twitter es el “Soma” que menciona Aldous Huxley en su libro “Un Mundo Feliz”.

 

Dado a todo lo anteriormente mencionado, han podido salir personalidades del Internet y continúan saliendo más y más, ahí es donde se zurcen los productos, servicios y hasta campañas sociales.

 

¿Por qué no pagarle a un famoso de la Web por hacer publicidad? considerando que en situaciones tienen más lectores que una figura pública y esta cobra hasta 1 millón de dólares por publicación y el costo de un post de Viner, Instafamous, Vlogger (Blog de video), Twitstar o Blogger (Blog escrito), oscila como máximo entre los 8 mil pesos.

 

Estos íconos de Internet son como las personalidades de la televisión, muestran una vida perfecta y deseada, son víctimas, de envidia, fanatismo, amor e incluso deseo sexual, ya que anclada a su personaje, regularmente llevan una vida cómoda y despreocupada, esto en muchas ocasiones, también es ficticio.

 

Pero la publicidad y la fama no lo es todo, en las redes sociales circulan muchos intereses. ¿Alguna vez te has enamorado de alguna figura pública o personaje de la Web?

 

“Mis enamoradas son virtuales y no pretendo ir más allá porque se que es un rollo platónico que no trascenderá” ” Es un tema extenso y hay todo tipo de historias, yo sé que en mi caso me siguen porque estoy en un medio que tal vez a muchos les gusta”.

 Menciona Victor Snow (@VictorNievesG ), Productor de “The Morning Show”, “Ya Párate” y “Los 40 Principales”. 

 

Finalmente ve la web como lo que es, algo intangible, y las normas del marketing según Philip Kotler, nos dicen que lo que se queda en idea, no tiene valor agregado. Nunca sabremos si Snow esté en lo correcto, o lo incorrecto, ya que se ha visto antes que muchas personas salgan de la red y se vuelvan reales en nuestras vidas. 

 

“Pues no es común pero una vez un seguidor me dio follow-back y me dijo que me parecía a Chris Angel, y nada, llevamos casi 2 años y medio de novios”, Comentó Hugo Enrique Soberanes ( AliasKiKiN), Director de Succès México e imagen pública en redes sociales.

 

Y Vaya que Kikin tiene historias sorprendentes e incluso trágicas, hace un tiempo un joven que le pedía consejos se suicidó, a lo que él comenta: “Yo todo el tiempo pensé que estaba jugando y lamentablemente no hice mucho por ayudar”.

 

Y es que muchas veces como mencionamos, las redes sociales sirven como cloaca que deja drenar todo lo que uno guarda y ¿qué mejor que contarle tus problemas a un extraño? 

 

Gustavo Pedraza (@MeDicenNewt ), diseñador de moda e Influencer comenta “Eso no existe, es un mito, yo no sé nada”, haciendo burla a que a todo el mundo le pasa, “En una ocasión salí con alguien y al verme en persona perdió interés y luego desapareció”, fue otro aporte de NEWT.

Y es que es real, las fotografías pasaron de mostrar la realidad a mostrar algo diferente.

El instagram es puro simbolismo diría Jean Moréas quien define este movimiento artístico como “Enemigo de la enseñanza, la declamación, la falsa sensibilidad y la descripción objetiva”.

“Debo aceptar que twitter sí ha influido en algunas de mis relaciones. Recuerdo haber estado muy enamorado y entrar a leer su Twitter en modo posesivo y celoso…”

“También pasa que conoces a un seguidor  y comienzan a hablar y se gustan, me ha pasado, pero no pasó a más de ahí, porque trasladar esa relación de tu CRUSH de Twitter a un plano real, simplemente no funciona, es otra persona a la que estás conociendo”. Comentó Gerardo Cortez (@SoyGerardCortez ), guionista de “Fashion Police” y “La Sopa México”.

Finalmente queda en nosotros pensar si le estamos dando un uso adecuado a la red, o estamos reduciendo a nivel escaparate el arma informativa más fuerte que ha existido, volviéndola un circo como lo que sucedió con el vestido que algunos veían negro y azul y otros blanco y dorado.

Tal vez el vloggero y tuitero Chumel Torres tenga razón, “La polémica del vestido nos demuestra que el internet es un arma muy poderosa en manos de la generación más estúpida de la historia”.

Quiero agradecer a Pável Martínez Gaona ( @PaveloRockstar ), a Gerardo Cortez ( @SoyGerardCortez ), Gustavo Pedraza ( @MeDicenNewt ), Victor Snow (@VictorNievesG ) y Hugo Enrique Soberanes ( @AliasKiKin ).

Compartir

Comentarios

comentarios