Compartir

En la generación en la que crecí, las propuestas cinematografías o televisivas de calidad sólo se encontraban en los canales de cable. Si eras uno de los pocos que en la década de los noventas contaba con esta bendición mediática pudiste ver muchos programas de animación de calidad como los X Men o Spider man y los inicio de Nickelodeon y Cartoon Network.

Mi generación vio nacer a Saint Seiya o Los caballeros del Zodiaco como la mayoría los conoce, Sailor Moon, Los súper campeones y Dragon ball (aun con colita), pero crecí con Mazinger Z, Tom Sawyer y Robotech, que siendo sincero solo un par de esos programas me atraparon en su momento.

A finales del siglo pasado y siendo parte de la generación sándwich (esa generación del “Soy demasiado grande para que me gusten las caricaturas y demasiado joven para encajar con los adultos”) donde los vinilos, los casetes, los Walkman y VHS estaban de salida, mis sobrinos cantaban una canción donde mencionaban a 150 personajes de una programa de televisión, me daban risas y me sorprendía ver que no tenían ni una equivocación, en su momento pensé que quizá si me hubiera tocado a su edad ese programa estaría igual que ellos.

Pocos años después se daba la noticia que el programa había provocado que un niño en su país de origen sufriera convulsiones y todo el mundo occidental pego el grito en el cielo, pero una ventaja que se tenia en aquella época es que las noticias no corrían tan rápido y eran fácilmente olvidada por muy relevante que fuera, cosa que no suceda actualmente donde se puede sobredimensionar las cosas.

Esos niños de principios de siglo han crecido y están en edad productiva (Millennials les dicen) y como toda generación tiene sus aficiones y hábitos de consumo viven conectados a diariamente y ahora la mayoría formar parte de la realidad aumentada que les permite ser algo que les hubiera gustado ser en su niñez.

Aplaudo el logro de poder desbancar a Facebook, Tinder y por qué no mencionarlo a las paginas para adultos con una App “inofensiva”. El poco éxito que tuvo la ultima edición de Big Brother responde a que las personas no se entretienen como antes lo hacían, no se puede seguir viviendo de los antiguos formatos y estamos frente a una gran estrategia de marketing aprovechando las nuevas plataformas que ha logrado hacer subir un 50% las acciones de Nintendo y lo pone virtualmente en la competencia contra Playstation. Y ¡Agárrense! Que Nintendo esta anunciando su “nueva” consola NES mini con juegos precargados.

Para mi, todo este rollo de ver treintones emocionados me da la satisfacción de reír un poco de las personas que se burlaron de mi, cuando me emocione con la reunión de Guns n Roses diciéndome “ruco” creo que ya estamos a mano.

Quizá sea tiempo de desempolvar esas cosas que tenemos arrumbadas en casas de nuestros padres, probablemente tenemos una mina de oro y ni cuenta nos hemos dado. Y sin lugar a dudas…

El futuro está en el pasado.

 

Compartir

Comentarios

comentarios