Compartir

Es una realidad que en el mundo globalizado como en el que vivimos, el inglés ha penetrado en el lenguaje cotidiano. Desde la infancia comenzamos a consumir e incluir palabras anglosajonas y se nos prepara para entenderlo y asumirlo como algo “esencial” para estar bien posicionados en el mundo laboral.

Dentro del marketing y la publicidad, los anglicismos toman un papel casi obligatorio, y justo como la campaña que ha lanzado la Real Academia Española expresa, están dentro y fuera…

Términos como brainstorming, engagement, display, planner, etc y fuera de, tiene más a llamar la atención algo “trendy” y “fashion” o “cool” y con la inserción de los medios digitales, solemos verbalizar los términos, “yo googleo” “ tú swipeas” “él whasappea” (ésta última ha sido aceptada por la misma RAE)

He de admitir que pertenezco a ese grupo de personas que a veces no encuentra la palabra adecuada en español y tengo que usar alguna en inglés, y no había hecho conciencia de este condicionamiento, lejos de adaptabilidad lingüística hasta que vi esta estrategia creativa.

 

“… Menos mal que está la Real Academia Española que no es un startup, pero lleva tres siglos cuidando el buen uso de nuestro idioma.”

 

¿Cómo lo hicieron? Promocionando dos productos en línea, un perfume y unos lentes oscuros, con un discurso al que el cerebro humano está acostumbrado a escuchar, el que “suena bonito” sensual y aspiracional pero con la combinación de inglés y español. Para empezar el perfume con la leyenda “new fragance, new woman” se llama swine que significa cerdo y efectivamente quienes lo adquirían se llevarían la sorpresa de que swine sonaba muy bien… pero olía muy mal.

Lo mismo les ocurrió a quienes adquirieron los lentes Blind Effect, y si hablas inglés como muchos hispanoamericanos, imaginarás lo que les sucedió, sonaba bien pero se veía muy mal…

Pero “Oh my god” la cosa no termina ahí, la RAE en asociación con la Academia de Publicidad y la Universidad Complutense de Madrid analizaron el incremento de anglicismos en la publicidad, en los últimos 12 años el número de marcas que recurrir al inglés se multiplico por 10.

Original y fuerte, y si bien como hispanohablantes dudo que eliminemos el inglés de nuestra vida, pese a que el chino mandarín amenaza con ser el idioma del futuro, en comercios y negocios, no dejará de ser protagónico. Cómo podemos implementar el correcto uso de nuestra lengua en el contexto hispano…

Gracias nuevamente RAE, hoy por esta invitación.

Compartir

Comentarios

comentarios