Compartir

Prestadero, la plataforma líder en préstamos en línea de persona a persona en México, da a conocer las diferencias entre una tarjeta de crédito y una tarjeta de débito para que puedas manejar mejor tus finanzas personales.

 

En la actualidad es muy común que la gente confunda entre una tarjeta de crédito, tarjeta de débito o tarjeta de nómina. Piensan que son la misma cosa pero la verdad es que no. El problema de no tener claro entre una y otra es que puedes hacer un uso inadecuado y terminar con deudas que no querías.

 

Prestadero explica cuáles son las diferencias entre las tarjetas para evitar deudas innecesarias o por desconocimiento y cómo puedes usarlas para tener un mejor control de tus finanzas.

 

 

¿Cuáles son las diferencias?

Las diferencias entre los tres tipos de tarjetas son muy simples y lo pondremos de la siguiente forma:

 

  • Tarjeta de crédito = Dinero que te presta el banco.
  • Tarjeta de débito (nómina) = Dinero que ahorras o que recibes por tu trabajo.

 

La tarjeta de crédito es cómo un préstamo personal que puedes usar cuando tú quieras, pero que tendrás que pagar al final del mes. Ese dinero no es tuyo.

 

La tarjeta de débito es a través de la cual puedes disponer del dinero que tienes en el banco para hacer tus compras. Este dinero es tuyo. Ya sea producto de tus ahorros o por el pago de tu nómina.

 

La tarjeta de débito (o nómina) es como una extensión de tu cuenta de ahorro del banco: te sirve para hacer tus compras o para retirar dinero del cajero.

 

Esto quiere decir que la tarjeta de débito y la tarjeta de nómina son lo mismo, ofrecen beneficios similares en su uso y no te generan ninguna clase de deuda que tengas que cubrir en un plazo de tiempo a futuro.

 

¿Cómo usar a tu favor las tarjetas de crédito y débito?

Antes que nada, es muy importante entender que siempre se puede evaluar cuáles son tus necesidades reales y saber hasta dónde llegar y establecer un límite claro, en cuanto al uso de tus tarjetas se refiere.

 

Las cuentas de ahorro son una forma adecuada de comenzar a abrirte las puertas en el sistema financiero. Al tener una cuenta de este tipo en el banco tendrás la posibilidad de solicitar tus estados de cuenta bancarios y utilizarlos como comprobantes de ingresos cuando necesites un crédito.

 

Las tarjetas de débito son como dinero en efectivo y no ofrecen ningún incentivo adicional por usarlas. En cambio, la tarjeta de crédito puede ofrecerte compras a meses sin intereses, viajes, promociones etc. El crédito es un buen instrumento si se sabe utilizar.

 

Hay que tener extremo cuidado, ya que el hábito de recurrir al uso de una tarjeta de crédito de forma desmedida puede ocasionar descalabros financieros.

Compartir

Comentarios

comentarios