Neurociencia
Compartir

Según la antropóloga digital Melinda Davis a quien tuve la oportunidad de conocer hace años en su libro “The New Culture of Desire” el sentimiento más abundante en la humanidad es el miedo que no solo es un sentimiento sino un detonador de cambio a corto plazo.

El miedo se produce en la amígdala que es donde existe el control de las emociones el cual cumple un rol de sobrevivencia, el problema es cuando trabajamos, vivimos vidas en donde el factor miedo es lo único detonador de cambio somos reactivos, pasivos y pronosticables por eso te comparto lo siguiente:

El miedo no es sustentable

Para detonar un cambio sostenido es necesario hacerlo por decisión propia no por la influencia externa. Cuando somos reactivos nos definen los demás y vivimos las consecuencias de estar indefinidos. Por esto digo que “la no definición es definición”. Por miedo podemos presionar a la gente que trabaja para nosotros a lograr objetivos, sin embargo sucederá lo que paso con los “Perros de Pablo Pavlov” si tu no presionas llega un momento en el que no sucederá nada por el estímulo que construiste. Lo que yo llamo un ” circuito condicionado “.

En el MKT lo vemos claramente con la Industria del Tabaco en un artículo que desarrollé previamente.

El miedo impide aprender

¿Recuerdas todos los exámenes que estudiaste para sacar 10? Te tengo una mala noticia. Cuando sentimos miedo imposibilitamos a nuestro cerebro a aprender, lo único que podemos construir es un reflejo que generalmente se traduce en un juramento como “no lo vuelvo a hacer”.

No creo en los medios que capitalizan el miedo

Químicamente el cerebro de una persona que ve noticias, contextos que fomentan el miedo y después reciben un mensaje publicitarios están imposibilitados para aprender. No permitas que tu marca exista en estos contextos.

No existe vida sin miedo

El miedo no se puede evitar pero si puede ser controlado. Es como el concepto de la “mansedumbre” que significa “canalizar energía”. Tenemos que canalizar el miedo para dominarlo, escucharlo pero no permitir que controle nuestra toma de decisiones. Siempre lo he dicho, la gente llena de miedo no solo es arrogante es la más complicada de tratar. Escribe algo de esto en “La arrogancia es inseguridad” hace tiempo.

Adicción al miedo

Hay gente adicta al miedo, al final es un químico en nuestra mente. Es interesante como esto lo capitalizan varios tipos de empresas que van desde farmacias hasta financieras vía los seguros. Una persona adicta al miedo aun cuando no existe que temer, crea en su mente una razón para auto administrarse su dosis.

La acción vence al miedo

Para construir confianza no hay nada mejor que hacer precisamente lo que te da miedo. Recuerdo cuando estuve en la selección nacional de karate, cuando hacia combate, muchos se ganaban solo con la actitud de no tener miedo o por lo menos de no mostrarlo. La confianza es algo que se construye, no es algo que sucede solo con esfuerzo esporádicos sino tiene que ser una mentalidad sostenida.

El poder de la confianza

No solo detona el aprendizaje sino la colaboración, sin embargo esto es imposible que suceda en empresas piramidales en donde “si no logras tus objetivos te corro”.

¿Como puedes desplazar al miedo en tu empresa, tu “management” para detonar crecimiento, cambios sustentables?

Compartir

Comentarios

comentarios