Compartir

El problema radica cuando creemos que literalmente podemos borrar estas experiencias lo cual es irreal. Es por esto por lo que existen personas que buscan vivir como si nunca hubiéramos conocido a una persona en particular, como si el peor jefe nunca existió, como si el cliente imposible nunca lo tuvimos. Las consecuencias de esta postura ante la vida se resumen en inmadurez garantizada y en un estancamiento personal.

Si no cambias por dentro, no cambia nada por fuera

Hace poco escuchaba sobre la generación llamada “Undo” haciendo referencia a la característica de sustituir todo con toda ligereza bajo el argumento de seguir adelante. Esto ha fomentado adicción a lo nuevo bajo la idea de que si cambio todo a mi alrededor yo puedo ser una nueva persona. La realidad es que por mucho que cambiemos de trabajo, de socios, de pareja, jefe o cliente, el cambio debe de surgir desde nuestro interior para solo atribuirle a factores externos el apoyo que es pero no como definidores de lo que somos. En pocas palabras, por mucho que tengas el peor trabajo, tú estás en control de estar bien y por mucho que tengas el mejor trabajo, tu estas en control de estar mal.

Dime de que hablas y te diré el contenido neto de tu mente

Una persona que habla mal de los demás, que se queja constantemente, que desarrolla la cualidad de identificar amenazas por encima de oportunidades, que atribuye a los demás su definición por encima de sus propias decisiones puedo asegurarte que no cuida su mente, no hace una buena selección del contenido al que se expone. Considero que es bueno ser un radar de la realidad, pero existen varias realidades a la vez. Solo de un tema u objetos de estudio pueden existir 360 grados de observación diferentes. Por esto debemos de cuidar lo que entra en nuestras mentes. Si escuchamos basura, diremos basura. Si hablamos mal de los demás solo estamos alimentando un ecosistema editorial que por efecto látigo nos llegará a nosotros también. Nosotros tenemos la mente, la mentalidad y el cerebro que mayormente hemos decidido tener.

No borres el pasado, solo cambia su significado

Piensa en las peores experiencias de tu vida, el peor jefe, la peor pareja, el peor socio que tuviste y te puedo asegurar que si cambias el significado de lo que sucedió puedes llegar a desarrollar gratitud por lo que viviste. El pasado no se puede borrar, pero al cambiarle su significado conviertes aquellas malas experiencias en moralejas personales, en historias que nunca olvidarás que te recordarán no repetir el mismo error.

Evitar tu pasado, inmadurez 100% garantizada y la maldición del “loop”

¿Cuantas personas no conoces que optan por borrar de su currículum a personas, socios, empresas por un genuino interés de vivir como si no hubiera existido? Yo conozco a bastantes y yo mismo lo hice cuando era más joven. Estas personas tienen 2 garantías que te puedo asegurar:

  1. Son personas inmaduras, con reacciones des proporcionadas a las situaciones
  2. Volverán a repetir el mismo error sólo que con otras personas, empresas y entornos. A esto le llamo la maldición del “loop”.

Los errores son oportunidades de Evolución

Me encanta implementar el ejercicio de preguntarle a la gente que entrevisto sobre sus virtudes y analizar la velocidad con las que pueden compartírtelas par después preguntarles sus debilidades y literalmente se traban. Varias personas dicen “una debilidad de mi personalidad es que soy demasiado comprometido” y me parece muy interesante pero irreal.

Mis debilidades las comparto para inspirarte a que busques fortaleza en contrarrestarlas:

  • Soy muy arrogante, lo contrarresto idealizando a mi competencia
  • Soy muy disperso, me mando meeting request para todo, uso Evernote y de vez en cuando post it
  • Me cuesta trabajo decir no con tal de cerrar un negocio (uso el argumento de investigación de mercado para ser más objetivo)
  • Soy reactivo, busco consejo y rodearme de gente que no lo sea
  • He subestimado el conocimiento de las demás personas, doy por sentado que saben más que yo y muchas más

Mis fortalezas las tengo muy claras, ya las tengo y las voy a desarrollar. Sin embargo que yo soy mi peor enemigo y mi mejor aliado, solo tengo que crearme candados para contrarrestarme.

Te comparto esta presentación que desarrolle del tema hace 4 años, le encontré algunos detalles ortográficos de ese entonces pero espero te sirva:

Considero que:

“no hay nada mejor que recordar de donde venimos para saber a donde vamos” – @engelfonseca

Imagen: Pixabay

Compartir

Comentarios

comentarios