Compartir

¿Si hoy tú tienes un Telcel y puedes marcarme a un Nextel porque no puedo desde mi WhatsApp hablar con alguien en Skype?

En el futuro programar será como hablar inglés, no será algo que sabrán hacer todos pero si muchas personas. En el futuro las apps tendrás que ser “interoperables” y tendrán que ser sistémicas para conectarse con todas las demás apps con las mismas funciones.

Las apps son el nuevo hardware

Hace años nos aferramos a marcas de tecnología, hoy ya en nuestro vocabulario hablamos de sistemas operativos. Tenemos claro que el contenido es más importante que el envase, sin embargo, esto no para en las apps. Ahora las apps son el emvace y el contenido es el valor agregado que pueden generarle a un usuario. En el futuro no existirán las apps, solo servicios.

Las apps serán divisas

Hoy podemos comprar en pesos, vender en dólares y ahorrar en plata. Debemos de visualizar una nueva generación de apps y desarrollos por venir que simplemente estarán abiertos a colaborar con la tecnología que el usuario seleccione no con la que la empresa creadora del servicio selecciones.

Necesitamos “App Stores” abiertas

Imagina una tienda de apps en donde a un solo click bajas a todos tus dispositivos IOs, Android y Blackberry. No es el futuro que las apps estén condicionadas a un hardware si el mismo usuario es dueño del hardware. Si ya me cobras por una app, por contenido y quiero comprar una película yo digo que me cobres la entrada al cine, el contenido en calidad blue ray y la libertad de consumir mi compra en donde yo guste.

El único candado para garantizar clientes será la innovación

En el futuro las ventajas tecnológicas no serán limitadas o desarrolladas por la tecnología que tengamos ya que todas estarán unificadas. Sino en nuestra capacidad de aprovechar a la tecnología misma.

Movistar, Telcel, Virgin Mobile, Nextel, Iusacell, Apple, Google y Blackberry el futuro es interopelable y el usuario manda.

Compartir

Comentarios

comentarios