Compartir

Adaptar una impresora 3D y darle otros usos ya no es complicado, en otras ocasiones ya hemos visto como se ha fabricado objetos con diferentes tipos de material, incluso pelo artificial.

Esta vez encontramos un proyecto muy curioso y creemos que está bien que lo tomemos con calma pues podría ser una de estas impresoras 3D las que realicen tu próximo tatuaje. Aunque a decir verdad tras las inquietantes imágenes, el resultado es admirable.

impresoras3dtatuajes2

El estudio de diseño francés Appropiate Audiences son los responsables de esta impresora 3D para hacer tatuajes. Mediante el hackeo de una clásica Makerbot 3D y la fijación de una aguja tatuadora en el cabezal de la misma, consiguen crear cualquier diseño en la piel a 150 punciones por segundo, ejecutando la acción con una rapidez y precisión envidiables. Según sus creadores, el mayor desafío al que se enfrentaron ha sido capacitar a la impresora 3D para registrar y adaptarse a la curvatura natural del cuerpo sobre el que se quiere tatuar el diseño.

Para ello, el cabezal integra, además de la aguja, un sensor que permite a la Makerbot 3D adaptarse a cualquier superficie curva, sin sacrificar presión o seguridad durante el proceso. Se inició con tatuajes en silicona, simulando piel natural y sus resultados fueron excelentes.

De hecho, ya han surgido los primeros voluntarios que se han tatuado figuras sencillas pero, como decimos, con mucha precisión y buenos resultados. Los líderes del proyecto no se consideran pioneros en el tema sin embargo esta idea seguramente se abrirá camino más adelante gracias a las mejoras que se van alcanzando en cada nueva implementación.

Fuente: Omicrono

Compartir

Comentarios

comentarios