Compartir

Observando “recuerdos para memorar” de Facebook esta opción que te permite volver a postear lo que subiste hoy hace un año y hasta seis.

Me hizo reflexionar esto:

¡Qué satisfactorio es ver lo coherente que puede ser una persona con su línea editorial de hace un año con lo que hoy hace o piensa!

Imagina una marca o político que un día esta a favor de algo y al otro año esta en contra.

Una industria que este a favor del uso de la tecnología y de su implementación y al año siguiente muestre lo contrario.

Visualízalo ahora con personas

Subiste una idea, una imagen hace unos años y hoy Facebook te dice que hay un “recuerdo para memorar” todo bien, si la foto o el post no fue del día que opinaste que tu jefe apesta o que nunca, pero nunca trabajarías en cierta compañía y ahora te encuentras dentro de ella laborando. Si, lo sé es opcional postearlo o no, pero lo relevante esta en lo coherente que podemos ser y la línea editorial que seguimos día a día, en redes sociales.

Tenemos derechos en Internet, pero también obligaciones

Algún día heredaremos no solo las deudas o propiedades, si no también tendremos la oportunidad de heredar nuestros perfiles en redes, toda esa información que a lo largo de los años hemos subido, comentado. Los contactos que hicimos, una importante fuente de datos para nuestros herederos, la forma como hicimos negocio, con quien y de que deforma.

Hoy ¿estás sumando en redes? Como marca ¿estás consciente que eres líder de opinión?

Los grandes datos se están generando desde el primer día que hiciste uso de Internet y Redes Sociales. ¿Es calidad lo que estás generando?, puede ser critica, gusto por algo, tu trabajo, tus viajes, en fin cualquier estilo de vida y forma de pensar. Pero pregúntate.

¿Es calidad lo que estás subiendo según tu propia línea editorial?

Para los que disfrutan de sus memorias

Hay una aplicación llamada “Timehop” que te permite “celebrar los mejores momentos de tu pasado” la puedes usar para las principales redes sociales y te deja postear hasta tres años.

Es un buen comienzo para corregir lo que quedara para siempre Internet. ¿No lo crees?

Imagen: Pixabay

Compartir

Comentarios

comentarios