Compartir

La empresa serbia de diseño en yates ‘Salt & Water´ conceptualizó la idea de un retiro hacía la naturaleza, vacacional en aguas continentales, como ríos, lagos y lagunas, y lo llamó “Hotel flotante con catamaranes/departamentos”.

Además hizo tan excelente propuesta que fue premiada por Millennium Yacht Design con el galardón “El barco soñado”.

Estas pequeñas embarcaciones tienen la intención de acoger turismo en aguas tranquilas con el fin de acercarse a lugares donde aún existe naturaleza virgen.

El diseño consiste en un eje central estático que alberga un vestíbulo, restaurante y salón de eventos. De lado a lado se encuentran dos muelles que alojan varios módulos los cuales pueden despegarse del eje central. Pueden ser navegados ya sea por los mismo clientes o por alguien contratado por ellos.

unnamed

Cada cabina cuenta con baño, área de estar, cocina y dos balcones para disfrutar de las espectaculares vistas que la embarcación pueda visitar y es por esto que la misma cuenta con ventanales amplios. Diseñada para pequeños grupos de personas, de dos a cuatro cuerpos pueden vivir dentro cómodamente ya que el espacio no está diseñado para más capacidad.

unnamed

La idea principal es permitir a los usuarios relajarse y apartarse del estrés diario a una  velocidad tenue que permita al turismo adentrarse a aguas continentales para disfrutar de paisajes naturales sin tener que perder la comodidad de un lujoso cuarto de hotel.

Sin embargo, aunque el concepto causó revuelo tanto en su página oficial como en varias revistas de diseño, este se ha quedado en espera de que algún inversionista ayude a que el concepto se vuelva una realidad.

Compartir

Comentarios

comentarios