Compartir

En China ya existe una empresa capaz de construir una casa de campo en menos de tres horas, utilizando seis módulos fabricados con impresoras 3D.

La compañía ZhuoDa ha demostrado que la impresión 3D puede entrar al negocio inmobiliario ofreciendo pruebas en Xian, capital de la provincia china de Shaanxi. En un tiempo récord, ensamblando piezas como si se tratara de un juego de construcción, los expertos de la empresa pueden levantar de la nada una casa de campo de dos pisos. Por supuesto, una vivienda cómoda, segura y a prueba de incendios y terremotos.

La empresa llevó a cabo una demostración de su potencial ante una pequeña audiencia, donde se les autorizo explorar el interior de la vivienda, pero no se les revelo el material con que están fabricados los módulos que la forman. Ese es el secreto mejor guardado por ZhuoDa. Lo único que la firma ha dado a conocer es que este material se produce a partir de residuos agrícolas e industriales, que es resistente al agua y el fuego y que está libre de sustancias tóxicas.

Ahorrando tiempo y dinero

Con esta nueva propuesta el ahorro de tiempo y dinero es impresionante. Según explica un directivo de la empresa, no sólo el ensamblaje se completa a gran velocidad. Desde que los módulos empiezan a fabricarse hasta que la vivienda esté en pie transcurren aproximadamente diez días. El 90% del proceso se lleva a cabo en una factoría; y en cuanto las piezas están listas, sólo queda enviarlas a su destino y encajarlas. El precio de producción de cada metro cuadrado ronda los 400 euros.

Los clientes pueden decorar sus paredes como quieran para simular distintos materiales, como madera, granito o mármol. Estos edificios disponen de una amplia gama de opciones de personalización para que no se perciba ninguna diferencia respecto a las viviendas tradicionales. Los fabricantes aseguran que el tiempo de vida útil de estos inmuebles es superior a los 150 años; así que si te animas, ya lo sabes: en tan sólo unas horas podrías tener preparada la casa de tus sueños.

Compartir

Comentarios

comentarios