Compartir

Un excelente ejemplo es Google con sus coches autónomos que tienen una tasa de accidentes mínima. Ahora uno de sus principales competidores es Baidu que une fuerzas con BMW para lanzar un vehículo inteligente en su territorio.

Recordando, Google inicio su trayecto con automóviles híbridos de Lexus y Toyota, aunque ya juega con prototipos propios, meterse en una industria tan compleja es más fácil de la mano de un gran fabricante. Otra asociación interesante la encontramos entre Mercedes y LG.

Para Baidu no es novedad trabajar en este tipo de automóviles, eso esta más que claro desde hace años.

650_1200-2

En la propuesta de Baidu y BMW, el conductor debe estar al mando del volante, su sistema le asistirá en la conducción. Lo que es una gran novedad es que sea BMW el socio encargado de darle forma al proyecto, lo cual hablara bien del potencial de la firma alemana en el territorio chino, Wang Jin, presidente de Baidu, ha anunciado que conoceremos al modelo antes de terminar el año.

El vehículo estará diseñado con la intención de ayudar en todo lo posible al conductor, más que reemplazar su posición. Aunque la tecnología para reemplazarlo parece que la tienen en las manos, muchos fabricantes deciden ir por pasos – como Tesla -, sin desafiar las leyes y posibles problemas que irán apareciendo, como la responsabilidad en accidentes.

Hablando de leyes, puede que las empresas chinas lo tengan más fácil que las norteamericanas o europeas en el desarrollo, ya que si al gobierno le interesa que evolucionen y se prueben en entornos reales, seguramente tendrán menos obstáculos y serán más flexibles.

Baidu también es muy fuerte en un campo en el que Google reina, el de los mapas, parte vital para que los coches autónomos funcionen. El año pasado invirtió 10 millones de dólares en la compañía finesa IndoorAtlas, y cuenta con su propio servicio operativo en China.

Compartir

Comentarios

comentarios