Compartir

Siempre has trabajado para ” Tu nombre apellido S.A. de C.V”

Esta fue una frase que me enseñaron en la época cuando trabajaba en Televisa, particularmente con una jefe que tuve y hasta la fecha aprecio mucho, Adriana Peña. Quien, con el objetivo de ayudarme a desarrollar mi potencial personal me compartía esta frase. La realidad, es que no apela al no ser agradecido y leal con la empresa que te da la oportunidad de trabajar, sino a tener claro y en mente que no siempre estarás en la misma. Por ello, el factor tiempo es sumamente importante para aprender, crecer y generar valor, valor que indirectamente te beneficia por una dinámica de “ganar – ganar”.

Cuando tienes esto claro, trabajar en una empresa en donde no hay oportunidades de crecimiento, ni de aprendizaje, el sueldo que te pagan deja de valer lo que valía. El retener talento sólo con dinero es realmente miserable. Si en una empresa ya no tienes una relación de “ganar-ganar” y más bien es de “yo pierdo – empresa gana” definitivamente tienes que cambiar de trabajo.

La realidad es que nunca dejaras de tener jefes

Es común escuchar a un empleado quejarse de su jefe y argumentar: “quiero poner mi negocio para ya no tener jefes y ser mi propio jefe”. La realidad, es que tus clientes serán tus jefes, tu socios de negocios también lo serán y si estas casado (jaja ) creo puedes entender fácilmente el punto. Aún la persona más exitosa en nuestra Industria o en cualquier otra tiene jefes, por esto, considero que ésta nunca será la motivación correcta. Siempre tendrás jefes, ya que es parte de ser útil en la vida.

El engaño de la envidia es pensar que “el pastel es muy pequeño”

Recuerdo con gusto el comentario de un amigo fundador de una bolsa de trabajo, sobre como los grandes corporativos le hablaban para reclamarle: “la gente nos renuncia por culpa de tu sitio porque encuentran mejores oportunidades”. Me lleva a recordar aquella época feudal pre –Internet, en donde era más fácil creer que algunos nacían con estrella y otros estrellados. Hoy tenemos acceso a conocer y aprender de negocios en otros países y simplemente tropicalizar, tal como lo hizo Mercado Libre y muchas otras empresas. Con esto no podemos permitir los pensamientos:

  1. Todo lo bueno ya existe
  2. Lo que existe no se puede mejorar
  3. No existen nuevos modelos de negocios

Considero, Internet debe de complicar el sentir envidia hacia otra persona que le va bien, porque estamos hablando de un pastel de oportunidades global, y éstas siempre existen. De hecho, me atrevo a afirmar que hay más oportunidades de las que podemos identificar y muchas menos que aprovechar.

“Entrepreneur de closet”

Podemos condicionar nuestro ”ser emprendedor” a situaciones que realmente no van a suceder, un curioso ejemplo es el de “si me gano la lotería… ”cuando el mayor valor para poner tu negocio ya lo tienes, y se llama ”tiempo”. Por esto considero que si quieres poner tu negocio debes tomar en cuenta:

  1. Dormir poco
  2. Piensa en crear un negocio que no genere conflicto con tu actual empleo
  3. Planea tu salida (con 6 meses de anticipación mínimo)

Monetiza tu pasión

La pasión dentro de la configuración humana esta diseñada para consumirnos y llevarnos al límite, por eso el dinero no puede ser la pasión del emprendedor. Debe de ser algo que alimente su sentido de propósito y legado personal. Muchas personas quieren poner su negocio pero no tienen idea de como empezar, por ello siempre recomiendo identificar el “lo que más amas hacer” y que pueda darte de comer.

 Asegúrate de tener un “Coach”

Hollywood es responsable de transmitir la idea del éxito solitario, la realidad es, que se logra siempre de la mano de alguien más. En Internet no hay excusas, Google, Apple y Facebook lo han hecho, no veo porque alguien no pueda considerar ser exitoso totalmente de forma independiente, por otro lado no considero que sea saludable.

#HumanPotencial

Compartir

Comentarios

comentarios