Compartir

Light Phone es una propuesta para recuperar las funciones básicas de los teléfonos móviles, dejando de lado las aplicaciones de los smartphones.

Tenemos claro que el objetivo principal de la tecnología es simplificar nuestras vidas pero cuando creamos un tipo de dependencia y necesidad por estar conectados, ¡vamos!, llevamos las pantallas a todos lados, ¿será que, ha llegado el momento de desconectarnos?

Bajo esa idea de desconexión ha llegado un interesante proyecto que busca financiación en Kickstarter, Light Phone.

¿De qué se trata? Justamente de un teléfono móvil que sirve exclusivamente para hacer y recibir llamadas, bueno, y también para mirar la hora, ya que sus creadores creen que necesitamos un descanso al bombardeo de información que recibimos todos los días provocando que nuestras relaciones interpersonales se deterioren.

Este teléfono tiene un  diseño minimalista y extremadamente práctico, ya que su tamaño es el mismo que el de una tarjeta de crédito por lo que podremos llevarlo incluso en la billetera sin ningún problema gracias a su peso de sólo 38,5 gramos y grosor de 4 milímetros.

Y ya que gracias a que sólo podrá hacer y recibir llamadas, además de dar la hora en su pantalla de matriz de puntos, nos ofrecerá una autonomía de hasta 20 días en standbye. Además está equipado con un procesador MediaTek MTK6250, es compatible con micro SIM con tecnología GSM en las bandas de los 850, 900, 1800 y 1900 MHz y es posible configurar hasta 10 números para marcación rápida.

Al ser un teléfono “cero distracciones” no posee sonido, es decir no hay timbres para configurar las llamadas entrantes, todo es a través de su luz blanca, la que también nos servirá como una linterna.

El proyecto acaba de arrancar su trayecto en Kickstarter buscado una meta de 200 mil dólares.

El teléfono tiene un precio  aproximado de 100 dólares con envíos previstos para mayo de 2016, y para aquellos que lo compren dentro de los Estados Unidos el precio también incluirá una SIM Card con 500 minuto.

Compartir

Comentarios

comentarios