Compartir

A la hora de desarrollar sitios web e implementar publicidad en Internet lo más importante no es contar con todos los “features”  o los más atractivos, sino los más efectivos aunque no necesariamente esto signifique los más lógicos.

¿Alguna vez te has preguntado el “por qué” escogemos un sitio web por encima de otro?

Creemos que tomamos nuestras decisiones de forma racional, sin embargo, el 85 por ciento de lo que decidimos lo hacemos inconscientemente y principalmente motivados por nuestras emociones disparados por factores visuales dentro de nuestra navegación.

La realidad es que si bien racionalmente hacemos investigación web para comprar un producto, los “gatillos” que nos llevan a comprar están muy ligados con la simplicidad dentro de la página web. En otras palabras, no siempre compramos los mejores productos en Internet, más bien compramos los productos mejor presentados.

Sitios Web Emotivos

Existe la idea de que el cuerpo y la mente están separados lo cual es totalmente irreal, a esto se le llama el “Error de Descartes“, somos propensos a creer en esta idea tan frecuentemente como cuando decimos “no involucres las emociones en el trabajo”, la realidad es que siempre lo están y nunca pueden dejar de estarlo.

Cuando sentimos emociones se generan cambios químicos y cambios estructurales en nuestro cerebro de forma inmediata, mucho antes de que nos demos cuenta de tomemos conciencia de nuestro sentimiento. Esto pasa mucho con las fotografías, son tan simbólicas que puedes ver una y recordar un sentimiento de antaño activando nuestra “amígdala“.

Este aparato que tenemos del tamaño de una almendra cuenta con gran prioridad como objeto de estudio para la elaboración de sitios web estratégicos ya que es área que regula 100 por ciento de las emociones e influye en cada parte de nuestro cerebro.

Somos Seres inconscientes

Por la configuración y fisiología de nuestro cerebro podemos concluir que principalmente contamos con mentes inconscientes y el sentido común no lo es tanto. Dentro de un sitio web y como usuario podemos sentir que tenemos el control de nuestra navegación, la realidad es que tenemos menos control del que realmente pensamos y somos sumamente vulnerables a cambiar nuestra forma de buscar algo, por esto refuerzo mi idea de que no somos predecibles aunque si medibles.

Cuida tu mente, eres el contenido que consumes

Un experimento por John Barg de la Universidad de Yale en el 1996 expuso a tres grupos de personas a hojas con palabras agresivas, palabras agradables y palabras neutrales para después implementar una dinámica en donde la paciencia se convertía en un factor de medición sin que los participantes lo supieran, los resultados fueron:

Las personas expuestas a palabras agradables fueron mucho más pacientes que las personas que manejaron palabras neutrales, pero los participantes expuestos a palabras negativas fueron 60 por ciento más impacientes; y cuando se les preguntó si consideraban que las palabras negativas habían influenciado su actitud lo negaron por completo.

¿Importara en qué sitios navegó el usuario, que visita tu sitio en su comportamiento y percepción de tu marca? Por supuesto. A esto le llaman el “ClickStream” refiriéndose a los sitios en los que navega el usuario antes de entrar en el de la marca, identifico dos herramientas útiles para este tema que son Google Ad Planner, Alexa y ComScore.

Por otro lado pensando en la publicidad en general, debemos de reflexionar mucho más respecto a los contenidos previos y post nuestros anuncios ya que el ser humano es muy susceptible a cambiar a partir de lo que ve, escucha, lee y mete en su mente a través de lo que le llamamos ” entre-tenimiento”.

Estructura Web Secuencial, no es “feeling”

El inconsciente del usuario web, y en general de las personas, es en realidad mucho más inteligente que el consciente, de hecho nunca deja de trabajar. Tú tienes un problema, te vas a comer, regresas y ya tienes la solución ya que tu mente nunca dejó de trabajar.

Los ejercicios de secuencia en donde se te presenta un patrón que puedas deducir, denota esta gran capacidad que tenemos de identificar por lo que llamamos “feeling” lo que va a suceder, la realidad es que es nuestra mente trabajando 24 horas al día. Por esta y varias razones la mente se beneficia cuando escuchamos el piano y a la música en general, una parte de nuestro cerebro siempre está buscando el patrón para ”deducir” cuál será la siguiente nota. Desafortunadamente hay pocos sitios con audio, ninguno de un banco que yo recuerde.

Considero que la elaboración de sitios web no debe de ser un misterio, sino una labor en la que los usuarios puedan fácilmente por ”feeling” encontrar lo que están buscando y que por este sentido de “secuencia” sea claro en donde estará lo nuevo por incluir en el sitio web. Nuestro inconsciente es muy inteligente pero no lo controlamos…

¿Por qué damos click?

El ser humano constantemente no sabe lo que quiere, pero su comportamiento fácilmente lo pude aclarar. Todos los sitios web tienen una razón de ser en busca de un comportamiento en particular que puede ser comprar, consultar, aportar, participar o simplemente impresionarnos sobre el valor de su producto o servicio, a esto se le llama ”Target Behaviors“. El error que no podemos cometer es el de pensar que basta con una presentación lógica y estructurada para lograr estas metas. El usuario debe de sentir que toma decisiones lógicas aunque al final no lo sean. Los sitios web más efectivos son lo que buscan impactar a el usuario a nivel lógico, emotivo e inconsciente, no basta con sólo uno de los elemento hay que impactar a el cerebro nuevo y al viejo.

“We need to re-think Digital MKT” #thought

#NeuroScience #Web

Compartir

Comentarios

comentarios