Compartir

A continuación te comparto las 9 leyes que he concluido a partir de mi experiencia:

  1. La persona es una marca

Mucho se ha hablado de humanizar a las marcas ya que lo más relevante que existe a nivel contenido somos nosotros como personas. No por nada los sitios más visitados en internet son los buscadores y las redes sociales, no los portales. Nada es y será más relevante que una persona. En el marketing político la marca es en la mayoría de los casos solo una persona. Los elementos a evaluar y capitalizar de una personalidad política se pueden dividir en lo que llamo las “3 Cs”:

a) Carisma: Talento que en la mayoría de los casos es congénito.

b) Conocimiento: Cualidad que se puede desarrollar.

c) Carácter: Lo cual considero lo más importante a capitalizar.

Dentro del elemento de “Conocimiento” se deben de considerar los segmentos de:

  • Mindset: la mentalidad sobre saliente de la personalidad
  • Skillset: sus habilidades a resaltar y complementar
  • Toolset: su conocimiento ” aplicable ” que debe de fomentar credibilidad por experiencia

Lo más capitalizable en una personalidad no es lo que puede parecer que es, sino en lo que actualmente es y puede posicionarte como una virtud.

  1. El contenido es “atemporal”

La mayoría de los políticos optan por no contestar a las acusaciones que se les hacen. Creo que para varios es imposible contestar todo pero siempre existen temas que deben de fomentar una reacción. Debemos de entender que:

“No contestar es una respuesta”

En ocasiones es bueno aplicarlo pero cuando no se responde nada, es claro que no hay estrategia. Todo comentarios negativo hacia una personalidad se le debe de dar el peso como si se hubiera publicado hoy mismo ya que en Internet el contenido es omnipresente o como le llaman “ever green content “.

  1. Las Redes Sociales son como el ejercicio

Es muy duro para una personalidad política recibir un sin fin de comentarios negativos que en su mayoría son una mezcla de verdades con mentiras y todo con carga emocional.  Una personalidad política debe de tener claro que lo que las personas digan, no define su marca personal y que tampoco lo mejor es negar lo que se comenta, siempre la mejor estrategia es contradecir lo que se dice de la personalidad con hechos no con palabras.

“Las Redes Sociales son como el ejercicio, duelen pero te hacen más fuerte”

Esto solo se cumple si la personalidad conceptualiza a Internet como un radar que está activo 24/7.

  1. La indefinición es definición

Cuando una marca personal no está definida, esta indefinida y es lo más peligroso que puedes hacer como personalidad política porque resumes tu comunicación en una reacción. En pocas palabras te definirán las circunstancias en vez de tu ser pro activo.

  1. Esse quam videri

Esto significa siempre ser más que lo que se quiere parecer. Más vale que exista más por aprovechar para el posicionamiento de una marca personal que tener que inventar atributos que no existen. En esta liga puedes conocer sobre este artículo que escribí sobre el tema:

  1. Cuidado con los expertos

Si estás interesado en construir una marca personal y estas rodeado de expertos, significa que estás rodeado de lo que llamo ” expertos ignorantes ” que buscan con soluciones antiguas resolver problemas nuevos. Te comparto este artículo en donde hablo a detalle del tema:

  1. Factor Velocidad

Es importante destruir la idea del “hilo negro” que fomenta pensar que el mundo que nos rodea es estático. Una marca personal debe de estar en constante evolución, no se puede permitir ser el mismo tipo de marca que el año pasado. De hecho expertos aseguran que un plan de trabajo anual no es vigente, lo más adecuado es planificar a nivel trimestral por la velocidad de este mundo cambiante. En pocas palabras no puedes ser la misma persona de hace 3 meses, particularmente a lo que respecta evolucionar. Te comparto esta liga en donde comparto más del este tema:

  1. Se “perfectible” no perfecto

Una marca personal no puede exigirse proyectar ser perfecta sino perfectible. La gente valora la honestidad. No por nada está comprobado que en la industria del tabaco la gente sigue comprando cigarros aunque tengan imágenes fuertes para alentar a no fumar por el simple hecho de que “son honestos”. Una marca personal debe de ser vulnerable a aprender y reconocer sus errores. Reconocer no significa dar toda la razón a una fuente o una acusación sino dar por lo menos el beneficio de la duda para escuchar y mejorar.

9.  No interpretes palabras, interpreta comportamiento

El ego es el peor enemigo de una marca personal. Lo más relevante no es interpretar lo que la gente dice de la marca personal ya que la gente miente. Lo más importante es interpretar el comportamiento de las personas lo cual permitirá leer entre líneas si la crítica es real o en muchos de los casos lo que llaman “fuego amigo“.

Compartir

Comentarios

comentarios