Compartir

Siempre me apasiona hacer estas preguntas a las marcas:

  • Si tu marca fuera una persona ¿cómo quién sería?
  • Si tu marca fuera una personas ¿qué contenidos consumiría?
  • Si tú marca fuera una persona ¿de qué hablaría?

Los resultados son muy interesantes porque no sólo esto te saca de la dinámica de etiquetar a los usuarios bajo criterios de nivel socio económico, sino que empezamos a identificar y valorar rasgos de personalidad para las marcas.

¿Cómo puede funcionar esto?

1. En tu sitio web

Está comprobado que cuando los sitios web muestran rostros de personas, usando video con personas en ellas se crean “iconos generadores de confianza” aumentando la conversión en los sitios web. Esto hace mucho sentido porque los contenidos más relevantes son los usuarios.

Puntualmente usar la cara de una persona en vez del típico ícono de “contáctanos” aumenta la efectividad del sitio web en un 48% según VisualWebOptimizer.

2. Contenido en Redes Sociales

Creo que antes de empezar con una estrategia editorial es elemental aterrizar a la “personalidad de marca” contemplando el siguiente orden para ejecutar estrategia en las redes sociales:

  • a) clara definición de personalidad
  • b) definición y delimitación de contextos de la marca
  • c) idem de argots y lenguaje
  • d) frecuencia de mensajes “user centric”
  • e) buscar posicionar a la marca como “mentor” temático a favor del usuario

3. Anuncios en Internet

Considero que para aprovechar a las plataformas sociales en Internet no debemos de estar sujetos sólo a directamente implementar acciones en los sitios sociales, ya que al tener un universo de usuarios en donde básicamente ya todos están en alguna red social, podemos pautar anuncios de “display” o banners en cualquier sitio con expectativas sociales. Por esta razón, para muchas personas “Internet sin redes sociales no es Internet”.

Es muy recomendado que los anuncios de banners en Internet también muestren caras de personas.

¡Prueben y experimenten!…

Compartir

Comentarios

comentarios