Compartir

La plataforma está compuesta por papel de celulosa y películas de poliéster flexibles que pueden detectar agentes biológicos en sangre, suero y líquido peritoneal, y operarse sin la necesidad de una costosa infraestructura ni de personal calificado. Esto supone que podría ser utilizada en cualquier parte, tanto en países desarrollados como en países en vías de desarrollo, en los que no existan otros medios para tal fin.

Incluso el equipo se ha dedicado al desarrollo de una aplicación para smartphone, que permite detectar bacterias y enfermedades en sangre, a través de imágenes del teléfono que podrían ser fácilmente analizadas desde cualquier parte del mundo.

Los investigadores consideran que, de la misma manera que los glucómetros y las pruebas de embarazo han revolucionado las pruebas de diagnóstico, este sistema podría convertirse en una herramienta de gran utilidad médica.

Los científicos han desarrollado en total tres plataformas distintas, con diferentes modalidades de detección: eléctrica y óptica. Con ellas han demostrado como estos materiales pueden ser aplicados a una variedad de lugares, entre ellos laboratorios biológicos o de diagnóstico médico.

Existen plataformas de diagnóstico de papel y de materiales flexibles, normalmente utilizan enfoques colorimétricos, fluorométricos y electroquímicos que requieren medidas complejas y equipos e infraestructura muy costosos.

Anteriormente habíamos  mencionado un gadget similar que se dio a conocer el pasado mes de febrero, donde otro equipo de investigadores, en este caso de la Columbia University School of Engineering and Applied Science de EEUU, también desarrollaron un dispositivo de bajo costo para smartphones que permite determinar una infección por vih o sifilis.

En esta ocasión, el dispositivo detecta simultáneamente tres marcadores en sangre vinculados a estas enfermedades. En concreto, efectúa un test triple de anticuerpos: los del VIH, los específicos treponémicos para la sífilis y otros no treponémicos utilizados para detectar esta infección bacteriana.

El usuario solo tiene que  pincharse el dedo, extraer una gota de sangre, presionar el aparato con su dedo, y esperar aproximadamente 15 minutos para obtener los resultados.

Compartir

Comentarios

comentarios