Compartir

La arquitecta, diseñadora y artista Abeer Seikaly, ha desarrollado el proyecto “Weaving a Home” (Tejiendo un Hogar), que se basa en la construcción de refugios de emergencia sostenibles a través de tejidos expandibles. El sistema se hace estructural al cerrarse en sí mismo, formando una especie de domo, que permite incluir las instalaciones básicas en medio de las capas. Esta propuesta fue ganadora del premio Lexus Design Award 2013.

Durante el siglo pasado, a raíz de las guerras mundiales y los desastres naturales, millones de personas  se desplazaron en todos los continentes buscando refugio, las personas rescataron de sus casas lo que pudieron y se establecieron en tierras desconocidas, comenzando una nueva vida con poco más que una tienda de campaña.

Este proyecto vuelve a retomar el concepto tradicional de la arquitectura de los refugios de campaña mediante la creación de un tejido técnico, estructural, que se expande para conformar la vivienda y se contrae para ser trasladado, sin dejar de entregar las comodidades de la vida contemporánea (calefacción, agua corriente, electricidad, almacenamiento, etc).

img42

El objetivo principal del tejido es su fácil trasporte. Los distintos hilos del tejido se ajustan a sus diferentes propósitos, por ejemplo: para crear ventanas y espacios de almacenamiento, o como tela solar “estirable” para generar energía sostenible, proporcionando agua, calor y electricidad.

El sistema se construye de componentes plásticos resistentes roscados en un patrón predeterminado para formar una “unidad” singular. La unidad es flexible, ya que se pliega a través de su eje central. El grado en el que la unidad se puede doblar se basa tanto en el número de componentes como en la elasticidad de la tela. El tipo de tela cuenta con diversas funciones.

img12

El Spandex o “Elastano” absorbe la energía solar permitiendo el funcionamiento del proyecto. Cuando se multiplica, la geometría y la materialidad de la unidad de trabajo genera un sistema que funciona de manera similar a la tela; se puede doblar en ambos ejes y así tomar una variedad de formas, manteniendo su integridad estructural.

Debido a que los elementos estructurales son huecos, las instalaciones de agua y electricidad pueden incorporarse a través de la estructura, en medio de sus capas, de forma sencilla. La exposición y el cierre de los elementos pueden ser controlados  por la manipulación de las unidades individuales.

Las telas estructurales se pueden ampliar a la escala de una “ciudad de refugios”, un paisaje de cúpulas que facilita la comunidad y trasciende la necesidad básica de la supervivencia, dando lugar a una comunidad.

img3

Compartir

Comentarios

comentarios