Compartir

El proyecto es un dispositivo revolucionario que no utiliza ningún combustible, únicamente se alimenta de energía solar.

La idea es que el avión recorra 35.000 kilómetros que se repartirán en 25 días de vuelo con velocidades de entre 50 y 100 kilómetros por hora.

André Borschberg, de 63 años, piloteó el avión en esta primera etapa, entre Abu Dhabi y Moscate. Tardó 13 horas y 10 minutos en completar el viaje. El avión recorrió 400 kilómetros entre las 3:12 horas y las 16:14 horas.  Bertrand Piccard, piloto suizo, tomará el relevo al mando del avión en la siguiente etapa entre Mascate y Ahmedabad, en la India, que tiene previsto iniciar el martes.

El objetivo principal de “Solar Impulse 2” es promover las tecnologías “limpias”.

“Es un desafío humano” menciona André Borschberg, piloto suizo. Recorrerá más de 35.000 kilómetros en los próximos cinco meses.

El avión está impulsado por 17.000 células solares, colocadas a lo largo de los 72 metros de cada ala. Tras 12 años de investigación, los pilotos André Borschberg y Bertrand Piccard quieren, además de los logros científicos, transmitir un mensaje político.

“Queremos compartir nuestra visión de un futuro más limpio”, menciona Piccard, quien señala que este proyecto contribuye a la lucha contra el calentamiento global.  “El cambio climático ofrece una oportunidad fantástica para llevar al mercado nuevas tecnologías verdes que ayuden a preservar los recursos naturales de nuestro planeta, crear empleos y apoyar el crecimiento de la economía”, añadió.

El viaje durará cinco meses

El viaje está planificado para que dure cinco meses y la intención es que el próximo agosto el avión aterrice en Abu Dhabi.

De la India, su siguiente destino será Birmania. Después, abordarán la jornada más larga: cinco días consecutivos de vuelto con un solo piloto, desde China hasta Hawai, el archipiélago estadounidense.

El “Solar Impulse 2”, de fibra de carbono, pretende sobrevolar los océanos Pacífico y Atlántico. El aparato, de 2,5 toneladas, vuela a una altura máxima de 8.500 metros y con una velocidad de entre 50 y 100 kilómetros por hora.

Los espectadores podrán ver en directo todo lo que sucede en la cabina y en el centro de control de la misión en Mónaco en el sitio oficial del proyecto.  El “Solar Impulse 2” es el sucesor del primer prototipo “Solar Impulse 1”, que permitió hacer varios vuelos largos por Europa, Marruecos incluso en Estados Unidos en el 2013.

Compartir

Comentarios

comentarios