Compartir

Intel Corporation anunció un nuevo e interesante producto diseñado para la educación. El Intel® Education Content Access Point es un dispositivo de fácil uso creado específicamente para educadores, estudiantes y administradores de TI, diseñado para almacenar, administrar y publicar contenido digital, particularmente útil en escuelas con conectividad baja o intermitente.

El dispositivo se puede utilizar en diversos ambientes de conectividad –alámbricos, inalámbricos, celulares o desconectados, lo que hace que su uso sea simple en cualquier tipo de infraestructura. Los profesores pueden planificar clases usando ya sea contenido previamente cargado por la institución escolar o usando su propio contenido, de manera que pueden optimizar el tiempo en la sala de clases. El dispositivo funciona gracias a un Procesador Intel® Atom™ E3815 y posee 500GB de capacidad de almacenamiento.

La nueva solución permite que hasta 50 estudiantes puedan acceder a contenido digital simultáneamente; y con más de 5 horas de respaldo de batería, el Content Access Point proporciona un uso continuo incluso ante interrupciones en el suministro de energía eléctrica. Las soluciones comerciales del Connect Access Point están disponibles a través de los colaboradores: JP-ik* y Grammata Education*, que ya están recibiendo pedidos desde Europa y América Latina, mientras Critical Links* y Literatu* sirven a clientes de todo el mundo.

“La tecnología puede facilitar la planificación de clases para los profesores y hacer que los alumnos realmente participen”, declaró John Galvin, vicepresidente del Grupo de Ventas y Marketing de Intel Education. “Pero necesitamos lograr que la tecnología sea accesible para todos. El Intel Education Content Access Point básicamente cambiará la forma en la que las escuelas pueden compartir material educativo y conectarse a internet. Hemos trabajado de cerca con administradores de TI de escuelas y profesores para construir soluciones que les sean útiles”.

Además, durante la Exposición Británica de Tecnología para Educación y Capacitación (BETT, por sus siglas en inglés), que se llevó a cabo del 21 al 24 de enero, Intel ofreció talleres que mostraron a los profesores cómo trasladar el uso práctico de la tecnología a la sala de clases. Equipados con placas Intel® Galileo Gen 2, los kits incluyeron ejemplos de cómo la computación se puede incorporar en diversos contextos del currículo del Reino Unido, desde ciencias naturales hasta geografía. A través de esta tecnología y utilizando componentes adicionales, profesores y estudiantes pueden construir sensores de suelo, conectar la estación meteorológica de la escuela a la Internet de las Cosas, y construir robots que miden la fuerza de los objetos. Las instrucciones para estos kits estarán disponibles en el sitio Intel Engage Teacher Community (en inglés) para que los profesores puedan descargarlas.

También durante el evento, los visitantes tuvieron la oportunidad de vivir experiencias integradas e interactivas que retrataron cómo los aspectos básicos de la educación –la lectura, la escritura y las matemáticas– se ven beneficiados por el uso de datos. Intel también presentó nuevos aspectos básicos de la educación que constituyen habilidades esenciales para los estudiantes de la era digital: bienestar cibernético y codificación. Los sistemas con tecnología Intel en conjunto con softwares tales como la más nueva aplicación Kno, Scholastic*, iRead*, Lego*, Story Visualizer, Fluid Math*, Geogebra* y BrainPop*, demostraron cómo el feedback en tiempo real que la tecnología proporciona puede transformar el aprendizaje en una experiencia más personalizada y entregar técnicas de instrucción, para así mejorar el desempeño de los alumnos.

Compartir

Comentarios

comentarios