Compartir
Se ha descubierto que la inteligencia puede ser clasificada en segmentos que forman parte de nuestra actividad cognitiva, y que puede ser desarrollada en algunos más que en otros. Un ejemplo son los 9 tipos de inteligencia o las 6 áreas de medición de Terman-Merril en pruebas psicométricas, o la muy sonada inteligencia emocional. Sin embargo, existen tendencias y manifestaciones de inteligencia que no se han estudiado a fondo y que es necesario identificar y desarrollar en nuestra era.  

El perfil intelectual

Es distinto ser intelectual a ser inteligente; el término urbano es “book-smart”:

  • Personas estudiosas, cultas, racionales, expertas en manejar y procesar información para llegar a un hallazgo o conclusión.
  • Acostumbran seguir una línea de pensamiento lógico para llegar a conclusiones a partir de lo que leen, sin salir mucho de los preceptos establecidos.
  • Su curiosidad los lleva a acumular conocimiento del exterior que les sirve para hacer análisis en su mismo campo de estudio.
  • Sus patrones de pensamiento pueden volverse rígidos, o bien pierden sentido de la realidad.
  • Se convierten en expertos. Les cuesta trabajo el cambio.
  • En los sistemas educativos y familiares tradicionales es reforzado y aprobado ser intelectual, aun cuando en muchos casos es notoria la falta de habilidades para aprender fuera de los libros.

Es un hecho que una persona intelectual podría caer en el “automatismo”, debido a que tiende a proyectar el conocimiento hacia el exterior.

Perfiles inteligentes

Street-smart.

Es el conjunto de habilidades relacionadas con la supervivencia y del manejo de la personalidad. Algunos de los rasgos son:

  • Aprendizaje empírico; esto influye en la construcción de una personalidad de versátil, adaptable y comúnmente asertiva.
  • Sentido común. Saben que no siempre se trata de lo que digan los libros o instructivos, en especial cuando no se tienen a la mano para tomar decisiones.
  • Sabe defenderse solo. Usa el ingenio para salir de adversidades, establece sus límites por lo que no es blanco de bullying. Es el que de algún modo siempre sale “bien parado” con sus propios medios.
  • Leen situaciones e intenciones. Tienen un olfato especial para saber en quién confiar, medir situaciones, interpretar personas y calcular riesgos. Por lo regular saben “qué está pasando”.
  • Su personalidad se adapta fácilmente a la necesidad del momento, es magnética y persuasiva. Se desenvuelve fácilmente en cualquier medio y acepta los cambios.

Life-Smart

Es el conjunto de habilidades derivadas de ser tanto book-smart como street-smart y que finalmente van encaminadas a generar sabiduría.

  • Selectivos con el conocimiento al que acceden, desmenuzando el contenido y buscando sus aplicaciones prácticas.  Pueden llegar a mejorar su existencia a través de él.
  • Sentido común + Intuitivo. Habilidad para escuchar al propio cuerpo. Como lo comenta Gerd Gigerenzer (Director del Instituto Max Planck para el Desarrollo Humano), la intuición es el mayor indicador de inteligencia. Más que las respuestas lleguen “mágicamente” se trata de sumergirse en un tema, estudiar numerosas posibilidades yentender instintivamente qué información tiene importancia. Tanto en temas laborales como personales.
  • Su curiosidad los lleva a reciclar conocimiento con la intención de innovar; tomando piezas sueltas de varios rompecabezas y construyendo uno nuevo, por más extravagante que resulte. Esto los hace excelentes para resolver problemas de todo tipo.
  • Autoconocimiento/self-awareness/coherencia. Al tener conexión cuerpo-mente (en donde la mente abarca pensamientos y sentimientos), conoce sus necesidades y límites; sus intenciones son claras; habilidad para transmitir integridad y confianza.
  • Percibe y prevé situaciones a futuro, anticipándose a posibles problemas.
  • Constantemente producen y buscan sus propios cambios. Saben cuándo es momento de hacer cambios en su vida o en sus patrones de pensamiento y se auto-gestionan. Por gusto salen del confort para moverse a la zona de expansión.
  • Por lo anterior, son personas que tienen el hábito de -aprender a ser y a hacer-.
  • Saben desempeñar sus roles, especialmente el de líder/coach. Asumen riesgos calculados y son resilientes.

Es curioso ver que muchos perfiles inteligentes se crearon al margen de círculos sociales amplios o con situaciones de adoctrinamiento, en ambientes o situaciones de vida en donde se ha podido desarrollar la intuición, que provee la conexión cuerpo-mente. Sin duda éste es un ingrediente clave que ha sido subvaluado o quizá hasta bloqueado, en donde también se han desacreditado las prácticas que lo fortalecen hasta que quedaron en el olvido.

“La mente intuitiva es un don sagrado y la mente racional es un siervo fiel, hemos creado una sociedad que honra al siervo y ha olvidado el don”

Albert Einstein

Varias eras han reforzado la desaparición de personas inteligentes, poniendo énfasis en las masas que se dediquen a la mano de obra y a sobrevivir. Esto por supuesto ha dado lugar a la desigualdad social y deriva de la práctica de la explotación y la respuesta psicosocial ha sido el surgimiento del “automatismo”.  Es cierto que muchos líderes erróneamente han perpetuado y continuado los modelos de explotación pensando que es lo normal.

Es momento de romper el paradigma de explotación, de verticalidad en donde uno debe ser el “listo” por estar arriba y otro el “tonto” por estar abajo. De empezar a creer que es importante desarrollar la inteligencia sin importar el nivel en el que estás ahora, pues es un reflejo de cómo es o puede ser tu vida.

Compartir

Comentarios

comentarios