Compartir

En los últimos 30 años, nuestro modo de vida ha cambiado vertiginosamente. Con una velocidad nunca antes vista en la historia, la revolución digital ha modificado nuestras costumbres de maneras insospechadas. Las maneras en las que trabajamos, jugamos, estudiamos, escuchamos música, vemos películas, comemos, nos entretenemos, nos movemos son radicalmente distintas a las que teníamos en la última década del siglo XX.

Nos maravillamos al pensarlo. Si viajáramos 30 años hacia el pasado y contáramos nuestra cotidianidad quien nos escuchara estaría ante una historia de ciencia ficción. ¡Y decir 30 años es algo tan asimilable! Sin embargo, lo que sigue nos sorprenderá, seguramente, todavía mucho más. Lejos de estar en la madurez de la era digital, esto es solo el principio.

Pensemos, por ejemplo, que Google tiene apenas 20 años de existencia. (Colgate tiene 212, Citigroup 206, AT&T 139, IBM 107). Google empezó como un motor de búsqueda y hoy tiene más de 20 productos (Buscador, Maps, YouTube, Google Play, Noticias, Gmail, Google Drive, Google Libros, Google Earth, Blogger, Chrome, Google AdWords, AdSense, Scholar, Android, Chrome, Nexus, por mencionar algunos). Y más allá, la compañía creció y en 2015 pasó a formar parte de Alphabet Inc, la segunda compañía más grande del mundo.

Alphabet, además de dedicarse obviamente a internet, software y desarrollo de telecomunicaciones, ha creado empresas dedicadas a la biotecnología y a las ciencias da la salud.

Verily se fundó apenas en 2015, y tal vez esté llamada a ser una de las empresas que más cambien nuestra vida en términos de salud. Por medio de la tecnología, el análisis masivo de datos, el desarrollo de dispositivos, su misión es prevenir y controlar enfermedades para que la vida de las personas sea más larga y saludable.

El cáncer es, sin lugar a dudas, una de las enfermedades que más aquejan a la humanidad. Y, aunque se ha avanzado muchísimo en la investigación, aún parece que estamos lejos de encontrar una cura. Pero imagina que pudieras monitorear todo el tiempo el estado completo de tu cuerpo. Y en el preciso instante en que una división celular cancerosa sucediera, pudieran tomarse medidas. Todavía no estamos en ello, pero empresas como Verily nos conducen hacia allá.

 

Actualmente la empresa cuenta con 17 proyectos. Por ejemplo, un parche miniatura que ayuda a los pacientes con diabetes tipo 2 a controlar su condición y monitorearse más eficiente y menos invasivamente. También están desarrollando una especie de lente de contacto que ayuda a monitorear los niveles de glucosa.

Study Watch es un reloj que busca llevar los sensores a niveles más altos para tener más información sobre las enfermedades, el medio ambiente y los factores psicológicos en los que se encuentran las personas.

¿Cuántas enfermedades pueden transmitirse por mosquitos? Últimamente, Zika, por ejemplo, puso en alerta a todo el mundo. Pues bien, el proyecto Debug de Verily busca eliminar los mosquitos que portan este tipo de enfermedades.

Medicinas bioelectrónicas, aparatos para controlar la temblorina, software e inteligencia artificial para combatir las ceguera causada por diabetes, nuevos instrumentos quirúrgicos que incluyen robots y aprendizaje automatizado, nuevas herramientas y servicios al alcance de la ciudadanía para contar con mejores censos de salud, mapas ultradetallados del sistema inmunológico, prevención de ataques cardiacos y nuevos estudios del Parkinson son algunos de los proyectos que completan la actualidad de la investigación de la compañía.

Esto es solo el comienzo. Estamos en un punto en el que podemos obtener información cada vez más detallada, más específica y con la capacidad de analizar millones y millones de datos. Sensores, biodispositivos integrados al cuerpo, la capacidad de medir el funcionamiento global del cuerpo y en específico de órganos, tejidos, etcétera y poder conectarlo con dispositivos personales cambiarán nuestro modo de cuidar nuestra salud.

Compartir

Comentarios

comentarios

Artículo previoChatbots: Por qué los vas a amar
Artículo siguiente“No quieras innovar: mejor dedícate a copiar”
Ciudad de México, 1977. Es director general de Editorial Paralelo 21, donde ha trabajado durante los últimos 10 años y donde además ha sido director editorial y editor en jefe de la revista Mexicanísimo. Es colaborador y escritor de la editorial México Natural. Además ha trabajado en otras áreas como publicidad y logística. Es fanático del Real Madrid y de los Pumas. Entre sus escritores favoritos están Kafka, Gonçalo M. Tavares, Antonio Lobo Antunes, Borges y Octavio Paz.