Compartir

En un interesante libro, “El Lenguaje de las Ciudades”, Deyan Sudjic plantea algunos de los temas de la Inteligencia “no tecnológica”. En él, revisa desde qué es una ciudad, pasando por cómo hacerla y como cambiarla, su gobierno y la manera en que se comportan las multitudes. Provee una reflexión para no perder el contexto, así como el planteamiento de ciertas preguntas que cada día precisan de respuestas, y soluciones tanto efectivas como eficientes.

 

¿Qué es Ciudad?

  1. ¿Una máquina de creación de riqueza?
  2. ¿Un espacio de anonimato?
  3. ¿Moldeadas por cambios tecnológicos y sociales?
  4. ¿La raíz de un clima cultural creativo?
  5. ¿El locus de la memoria colectiva?
  6. ¿La carta a los Reyes Magos de los gobernantes?

 

¿Cuál es el tiempo de los gobiernos de la ciudad en las desiciones?

Las ciudades están un un ámbito territorial y constitucional que es el municipio.

Existen gobiernos enfocados en problemas inmediatos y gobiernos con visión a largo plazo; es decir: gobiernos de políticos y gobiernos de estadistas o, desde la visión de desarrollo local, de “municipalistas”. En ello hay que ser consciente de la dimensión de las decisiones a tomar, y dónde hay margen para la éstas. Los municipios no siempre agotan su margen de maniobra independiente ni maximizan su gestión; el sistema los justifica –a veces porque no tienen claros estos tiempos y se comprometen con temas sobre los que no tienen control. Máxime si se enfocan en infraestructura. Hay mucho más que obras en la ciudad, no todo es cemento y ladrillos. Generar un clima de inversión con reglas claras, normativa ajustada, flexibilidad y eficiencia, cuidado de la imagen urbana y los espacios públicos, contar con tecnología y conectividad, son asuntos que se encuentran en los tiempos de un gobierno municipal.

 

¿Puede existir un equilibrio?

Existe un equilibrio básico, que es el del sentido común. En la escala temporal de un gobierno hay un número limitado de problemas que se pueden solucionar.  Pretender hacer todo es hacerlo todo por la mitad –que al final es no hacer nada. ¿Cuál es el contrapeso en la balanza gobernanza / gobernabilidad? La exigencia ciudadana de los temas acuciantes y la visión de los gobernantes debe ser pautada en los tiempos y en la lógica de lo que se busca para la ciudad.

 

Fuente: “El Lenguaje de las Ciudades” Deyan Sudjic. 2017.

Compartir

Comentarios

comentarios