Compartir
La creatividad y la innovación siempre disparan las mismas preguntas, ¿el creativo es innovador? ¿para la innovación hay que ser creativo? ¿la creatividad y la innovación son lo mismo? ¿cuál es la diferencia?
El creativo está más cerca del artista y el innovador del comerciante; la creatividad son ideas y la innovación es poner la idea en el mercado, la innovación tiene un objetivo, ¿y la creatividad, no?

 

La palabra creatividad se deriva del latín “creare” que significa: engendrar, producir, crear. Está emparentada con la voz latina “crescere”: crecer. El término innovar etimológicamente proviene del latín “innovare”, que quiere decir cambiar o alterar las cosas introduciendo novedades.

Theodore Levitt dijo; “la creatividad consiste en pensar cosas nuevas, la innovación es hacer cosas nuevas”.

Franc Ponti expresa “la  creatividad es la capacidad humana para generar ideas o conexiones imaginativas sobre un foco determinado. Innovar es un proceso empresarial capaz de convertir una buena idea en un producto, servicio, estrategia, que sea valorado exitosamente por un público determinado y se convierta en algo rentable”.

Por tanto, ¿la innovación es creatividad que llega al mercado y que el mercado valida? La creatividad despliega las ideas y la innovación las materializa.

Innovar es combinar ideas que no tenían relación ni sentido antes de llevarlas a cabo. Lo que está claro es que ideas sobran, innovación falta.

Por su parte Tom Kelley, introduce a la innovación el concepto de cultura y el instinto. Asimismo define la innovación como “la combinación inusual de ideas viejas y nuevas”.

La innovación puede medirse a través de: i) ingresos del nuevo producto o servicio; ii) gastos en innovación y desarrollo como un % de los costos totales; iii) número de patentes; iv) tiempo al mercado; y v) valor percibido por el mercado, entre otras.

Para innovar hay que pensar en verbos: a) sustituir; b) combinar; c) adaptar; d) modificar; e) utilizar en forma diferencial; f) eliminar; g) reformar;  h) crear; y i) validar.

Pero no hay que olvidar la regla de la creatividad, 1000-100-10-1, que implica que necesitamos 1000 ideas para poder encontrar 100 que tengan sentido y se adecuen a la estrategia; y de esas 100, es posible que podamos quedarnos con 10 para que 1 sea factible.

“Yo lo vi diferente” decía Julio Cortázar sobre el mito del Minotauro. “No lo vi como monstruo sino como víctima y a Teseo y al hilo de Ariadna como actores e instrumentos de una sociedad alienada”. Así surgió “Los Reyes” innovando y cambiando una perspectiva. La creación no fue de Cortázar, la innovación sí.

La innovación no siempre consiste en cambiar lo que hay, sino en crear lo que no hay. Una mariposa ya no es una larva mejorada o evolucionada, es otra criatura.

La clave es descifrar hasta dónde la creatividad e innovación van juntas o no, o se complementan como Piscis o Abtu y Anet. Y en este sentido el contexto para la innovación puede ser más importante que la innovación en sí misma.

Probablemente sea lo que dice Jean Luc Godard: “No es de dónde sacas las ideas, sino a dónde las llevas”.

Y antes de preocuparse por innovar o ser creativo, hacer la tarea, hacer bien las cosas que se hacen, simplificar y trabajar en el timing necesario. Y si se entra en el camino de la innovación, pensarla en toda la organización, como una tela de araña o una red de pescar que traspase su energía cinética de punta a punta.

En síntesis, más allá de ser creativo o innovador, lo que importa es no ser irrelevante, lo cual es mucho peor que ser ineficiente. Y hacerse las preguntas clave: por qué innovar y para qué crear.

(1) Piscis es el duodécimo signo del zodíaco y simboliza la disolución y su símbolo representa dos peces. Según la mitología de los egipcios, Abtu y Anet son dos peces idénticos y sagrados que van nadando ante la nave de Ra, dios del sol, para advertirlo contra cualquier peligro. Durante el día, la nave viaja por el cielo, del naciente al poniente: durante la noche, bajo tierra, en dirección inversa.

 

 

Compartir

Comentarios

comentarios