Compartir
Reading Time: 2 minutes

Si se tuviera que describir a la Fórmula 1 en una sola palabra seguro sería velocidad. Para los amantes del automovilismo, la rapidez va más allá de una palabra y para ellos toda la adrenalina que rodea a El Gran Premio significa en todos los sentidos una forma de vivir.

Como un buen amante de la aceleración, Mercedes Benz ha creado sus vehículos de la Clase C que buscan ser autos comerciales con características que sólo los carros de carreras de la Fórmula 1 pueden tener. Y esto es algo que todos los conductores seguramente disfrutarán.

 

El guepardo de las carreteras: Este increíble felino domina las tierras africanas a velocidades que van por arriba de los 100 kilómetros por hora. Así el Sedán, Coupé y el Convertible de la clase C imponen con su desempeño su carácter sobre el asfalto que recorren.

La grandeza de Usain Bolt: Así como sonríe el atleta al ver que es imparable, Mercedes posiciona a cada uno de sus autos en las calles. Esa fortaleza en cada paso se ve reflejado en cada kilómetro recorrido.

La fascinación de una montaña rusa: Cada marcha es una experiencia distinta. Subes y bajas pero la emoción siempre está al límite. Y aunque el trayecto puede ser el mismo, no dudarías volver a recorrerlo. Es lo que la Clase C de Mercedes logra provocar en cada uno de los conductores.

El poder de las máquinas más poderosas. Fortaleza y dinamismo. Desempeño ideal para cumplir cualquier reto. Con la tecnología Comand online y el desarrollo del programa Attention assist, Mercedes cumple y enfrenta cualquier desafío.

Estas características las tiene la Fórmula 1 y la Clase C de Mercedes Benz. Así que no tienes que preocuparte por la velocidad, sino por dominar el vértigo que puedes llegar a sentir.

 

Conoce más acerca de Mercedes Benz y su clase C:

 

 

 

Comentarios

comentarios