Compartir
hands painted
Reading Time: 2 minutes
La felicidad constante es la curiosidad.
Alice Munro

La curiosidad ha sido motor de inventos, experimentos y avances tecnológicos. En nuestra vida cotidiana experimentamos la curiosidad en distintos niveles; por ejemplo cuando pasamos cerca de un accidente de tránsito estamos tentados a asomarnos e intentar ver qué sucedió, a eso le llamamos “curiosidad”.

Otro hecho que nos despierta la curiosidad es querer conocer un lugar del mundo, imaginarnos cómo puede ser y qué podemos encontrar en él. Si pensamos en algo o alguien curioso podemos pensar en bebés, gatos o un oso panda. La curiosidad es el deseo por explorar o conocer algo, nos despierta interés y nos inquieta.

 

Existen cinco características que tiene la curiosidad:

  1. Es un deseo: al hablar de deseo es necesario hacer referencia al gusto, cuando sentimos curiosidad por saber acerca de un tema, este nos lleva a explorar en distintas páginas web, en libros, preguntarle a alguien o simplemente hallar la respuesta de alguna manera. Una vez satisfechos con ello, es muy probable que sintamos placer, el placer de saber.
  2. Inquietud: cuando sentimos el deseo de explorar acerca de algo, nos sentimos sin sosiego. Podemos buscar e indagar de manera indefinida acerca de un tema, la inquietud despierta un tipo de interés particular que nos mantiene en estado de alerta. Por ello, cuando estamos planeando un viaje nos sentimos ansiosos por concentrar la mayor cantidad de datos posibles de nuestro destino, también leemos foros o cualquier otra información que nos ayude a contrarrestar la ansiedad que nos produce conocer un lugar nuevo.
  3. Pasión: al igual que el deseo, la curiosidad puede manifestarse como una emoción profunda e intensa. La profunda afinidad que se desarrolla sobre un tema o una actividad, suma al proceso de satisfacer el deseo de saber una dosis importante de entrega. Sentir pasión por algo hizo que Einstein formulara la Teoría de la Relatividad, por ejemplo.
  4. Ocupación: a diferencia de la inquietud, que plantea un estado de alerta o ansiedad, la ocupación es una característica muy fuerte de la curiosidad, ya que coloca en un proceso más detallado, profundo y específico la búsqueda. La ocupación invita a pensar, cuestionar y reflexionar acerca de los resultados de satisfacer el deseo de saber/conocer/explorar un tema. Al igual que la pasión para Einstein, la ocupación en dicha Teoría fue vital para su formulación.
  5. Insubordinación: es común el dicho “la curiosidad mató al gato”, la muerte del gato supone un verdadero peligro a las personas curiosas. Cuestionar el orden de las cosas y sentir curiosidad acerca de ello, es algo que se percibe como un acto de insubordinación, en algunas ocasiones. Recordemos a Martín Lutero cuando a través de su curiosidad por la Biblia y la profundidad de sus estudios, termina traduciendo la Biblia en alemán y se produce la reforma religiosa más grande de todos los tiempos, Lutero causó gran conmoción en la Iglesia Católica; digno ejemplo de que la curiosidad puede ser un acto de insubordinación.

Estas cinco características de la curiosidad pueden darnos algunas pistas, sobre lo que sentimos cuando deseamos saber algo. Ahora me pregunto ¿qué te causa a ti curiosidad?

 

Comentarios

comentarios